Trabajadores-FCC-Basuras-Reciclaje-Carton
Trabajadores de la concesionaria del servicio municipal de la capital durante su jornada laboral. / KAMARERO
Publicidad

Los trabajadores del servicio de recogida de residuos y limpieza viaria de Segovia aplazan de momento las movilizaciones que habían convocado, incluyendo una huelga coincidiendo con Semana Santa, después de la reunión mantenida en la delegación del Servicio Regional de Relaciones Laborales (SERLA) “como muestra de voluntad de llegar a un acuerdo”.

El Comité de Empresa de FCC, concesionaria de este servicio municipal, ha comunicado el aplazamiento de las movilizaciones convocadas para mañana y pasado y ha añadido que el próximo lunes, día 12, se retomarán las negociaciones entre los representantes de la plantilla y de la empresa, “sin perjuicio de posibles manifestaciones para días posteriores si no se llega a un entendimiento entre las partes”.

Como se recordará, los trabajadores de esta importante contrata denunciaron la semana pasada que después de más de un año de negociación las posturas entre la parte social y la empresa habían llegado a un punto muerto y comunicaron la posibilidad de convocar una huelga para el día 25 de este mes de marzo.

Fuentes de los representantes de la plantilla de FCC en Segovia han manifestado su deseo de acercar posturas, principalmente en lo relativo a recuperar derechos perdidos como una subida salarial conforme al IPC; el respeto del convenio en cuanto a incapacidad temporal y mantener igualmente la jubilación parcial sin coste para el trabajador debido a la dureza del trabajo realizado y a los productos y residuos que manipulan los trabajadores a lo largo de su jornada laboral.

La consecución de estos objetivos urge porque los trabajadores quieren que el convenio se incluya en el pliego que actualmente está ultimando el Ayuntamiento de Segovia para licitar este contrato que vence a mediados del próximo mes de abril.

Precisamente, tanto la alcaldesa, Clara Luquero, como el concejal de Medio Ambiente, Jesús García Zamora, se mostraban la semana pasada confiados en que el conflicto no desemboque en una huelga.

El edil, desde el respeto a la negociación entre las partes “con autonomía”, recordaba el esfuerzo que el Ayuntamiento de Segovia va a hacer con el nuevo contrato para mantener la plantilla actual y añadía que “necesitamos que sean congruentes con eso, que los trabajadores defiendan sus derechos y la adjudicataria tenga beneficio económico razonable, porque creo que las diferencias son salvables”.

Reclama, por lo tanto, “responsabilidad por ambas partes y afirma que “creo que han negociado muy lealmente y ninguna de las partes creía la actual es la posición final del otro”.

García Zamora sostiene que la negociación colectiva antes de que se cierre el pliego del procedimiento de licitación del nuevo contrato “beneficia a todos”.

El Comité de Empresa de FCC solicita “una plantilla mínima de 111 trabajadores”, además de otra serie de exigencias en cuanto a la promoción de los trabajadores o semanas laborales de lunes y viernes para el 80% de los empleados de este servicio.

Compartir