trabajador-peajes
Uno de los centros de operaciones de las autopistas. / EL ADELANTADO
Publicidad

Buena noticia para los conductores que este fin de semana tengan pensado viajar por las autopistas de Abertis en España, ya que Comisiones Obreras anunció ayer que ha desconvocado los paros parciales previstos para todos los fines de semana del mes de mayo. La razón, un preacuerdo alcanzado entre el sindicato y la compañía para la renovación del convenio colectivo.

Los paros estaban previstos los viernes, de 18.00 a 20.00 horas; los sábados, de 12.00 a 14.00 horas, y los domingos, de 19.00 a 21.00 y de 22.00 a 24.00 horas. En la provincia de Segovia se verían afectadas por las protestas las autopistas Villalba-Adanero, Villacastín-Ávila y San Rafael-Segovia.

Según explicó el secretario provincial de CCOO Segovia, Álex Blázquez, los paros se convocaron debido a que la negociación colectiva estaba bloqueada, desde el pasado mes de septiembre de 2016 cuando se empezó a negociar el convenio. Pero tras una jornada maratoniana, en la que empresa y sindicato estuvieron 18 horas negociando, se alcanzó el jueves un preacuerdo “que puede ser muy atractivo para los trabajadores”.

“Se basa fundamentalmente en la garantía de empleo —aseguró Blázquez—, por lo que en cualquier caso de despido se va a la indemnización máxima legal permitida; y si se hay a un expediente de regulación de empleo (ERE), la salida de los trabajadores tendría que ser voluntaria. Estas medidas generan una tranquilidad que se estaba perdiendo”, dijo Blázquez, por distintos motivos como el fin de la concesión de la explotación de ciertas autopistas o la automatización de los peajes.

Asimismo, se han acordado unas mejoras económicas para los trabajadores, como que “los incrementos salariales se vinculan al IPC, para que no haya alarma de garantía económica; y se ha acordado una paga lineal de 600 euros, que percibirá cada trabajador independientemente de su categoría”, indicó el secretario provincial de CCOO.

También “se reduce la flexibilidad de los trabajadores y hay una mejora en el reparto vacacional”, de modo que se compensa el esfuerzo realizado por los trabajadores durante la crisis.

“Estas son las líneas principales del preacuerdo que ahora deberá ser ratificado por los trabajadores”, señaló Blázquez, ya que “nosotros negociamos hasta el final, pero son los trabajadores los que tienen que decir”. En caso de que estas mejoras sean aceptadas, y el preacuerdo sea ratificado por la plantilla en asamblea, el sindicato desconvocará también los paros parciales previstos para los fines de semana del mes de junio.

Compartir