Acueducto-Revision-Estado-Canal_KAM0776
Publicidad

Tal y como había anunciado la pasada semana la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, los técnicos continuaron ayer con la revisión de la parte más monumental del Acueducto, en este caso por la cara que da al Azoguejo —la pasada semana se realizó esta misma labor en la parte de la plaza de la Artillería, tras desprenderse una pequeña piedra—.

Según apuntó la edil, “la cara que da a la plaza de Artillería tiene menos luz, pero hoy [por ayer] se está revisando la cara hacia el Azoguejo y aquí el sol tiene mucho que decir, porque le da más, y esta parte está algo mejor, con el mortero menos deteriorado”.

De Santos quiso dejar claro que durante esta revisión se están retirando todos los elementos del mortero que están ‘sueltos’, para evitar posibles desprendimientos, ya que “aunque las piedras que puedan caer son pequeñas, si caen desde el centro son 28 metros y ese es el problema”. Porque, insistió la concejala, “lo importante es la seguridad de las personas”, ya que el Acueducto “está bien”.
Además, añadió un mensaje de tranquilidad para los ciudadanos, porque “quedan muchas revisiones” que realizar aún.

En relación a las grietas aparecidas en el canal del Acueducto, apuntó De Santos que están detectadas, así como la filtración, y se arreglarán en cuanto la climatología lo permita, “porque con este tiempo el mortero no fragua”, explicó.

Por último, recordó que en el Acueducto se lleva a cabo un mantenimiento constante y que las revisiones son habituales, así que “tranquilidad absoluta”, aseguró.

Y es que las alarmas saltaron el pasado lunes día 12, al caer una piedra de pequeño tamaño a la plaza de la Artillería, a pesar de que no causó daños personales.

El elemento desprendido se encontraba entre las pilas 103 y 104 del monumento bimilenario, es decir, en la mampostería del muro que corona el Acueducto. Tras su caída, los Bomberos realizaron una revisión de urgencia para descartar el riesgo de algún otro desprendimiento.