10_1_Comedor-alb
Alrededor de 4.300 niños de toda la provincia acuden durante el curso al comedor escolar. / ALBERTO BENAVENTE
Publicidad

El servicio de comedor escolar es utilizado a diario, durante el curso, por unos 4.300 niños en la red provincial de centros educativos de Segovia. Y el nivel de satisfacción de las familias que recurren a él es alto, según la encuesta de final de curso realizada por la Consejería de Educación, con una media de 8,1 sobre 10. Segovia es así, junto con Ávila, la provincia que mejor puntuación otorga a este servicio —la media regional es de 7,9 puntos—.

Ya en los cuestionarios que se pasaron a los padres a mitad de curso, para comprobar si el servicio estaba cumpliendo con los objetivos, los segovianos calificaron también con un notable los comedores escolares, por lo que nada ha variado desde entonces.

Según los datos proporcionados ayer por la Consejería de Educación, la consulta de final de curso 2017-2018 estuvo disponible desde el 28 de mayo hasta el 8 de junio para las familias de todos los usuarios, habituales o esporádicos. Y en total, cumplimentaron la encuesta 6.416 familias correspondientes a más de 340 centros educativos de toda Castilla y León, representando a 8.925 comensales usuarios del servicio, lo que supone un 26 por ciento de la asistencia media diaria de este servicio.

De ellas, más 5.000 fueron rellenadas por las familias a través de la aplicación de comedores escolares, 1.350 en papel y 54 a través del servicio de atención al ciudadano 012. La Consejería “valora muy positivamente la alta participación, máxime cuando se trata de un servicio público muy cercano al ciudadano”.

El departamento dirigido por Fernando Rey ha prestado especial interés en la contestación a las preguntas relacionadas con la atención de los escolares, “ya que uno de los objetivos primordiales del servicio de comedor es el adecuado cuidado de los alumnos, siendo conscientes de la responsabilidad y dificultad que a veces entraña este cometido. La valoración en estos aspectos es altamente satisfactoria”. En relación a la atención de los niños en referencia a hábitos saludables —ayuda para comer, motivación y educación en hábitos saludables—, la puntuación es de 7,5. Finalmente, los progenitores califican con un 8,2 que los menús servidos en el comedor son saludables y equilibrados.

En relación al tipo de servicio, no se observan diferencias representativas en cuanto a la valoración por los usuarios, colocándose el servicio in situ tan solo 2 centésimas por encima del servicio en catering, con un 8,1 y un 7,9, respectivamente. De las 6.416 encuestas cumplimentadas, 4.453 pertenecen a familias en las que el servicio de comedor se presta en la modalidad de catering y 1.963 en la modalidad in situ.

Compartir