Mercado-Jueves-Nuevos-Toldos
Los nuevos toldos de lona de colores discretos comenzaron a instalarse ayer en el mercado. / KAMARERO
Publicidad

Son de lona marrón en la parte superior y en los lados y de color ocre o crema en la zona frontal, bajo los mostradores donde se despachanlos productos. Son los nuevos toldos que ya lucen algunos de los puestos del mercado al aire libre de los jueves y la propia alcaldesa, Clara Luquero, bajó ayer de su despacho, acompañada por el concejal de Consumo, Andrés Torquemada, para comprobar “in situ” lo que ambos califican de “una primera prueba”, ya que esperan que la estética del conjunto de este mercadillo mejore de forma apreciable.

Aunque lucía el sol, la baja temperatura motivó uno de esos mercados con pocos puestos a los que durante el invierno se han ido acostumbrando los residentes del recinto amurallado, así como quienes acostumbran a acercarse a la Plaza Mayor para hacer sus compras.

Después de recorrer los puestos hasta encontrar uno que cumplía con las expectativas de los responsables municipales, uno de frutas y verduras que se sitúa junto al Teatro Juan Bravo, frente a la cafetería, la alcaldesa comentó que “hemos querido comprobar cómo quedará en el futuro inmediato la imagen del mercado de la Plaza Mayor con la incorporación de unos toldos discretos pero que pretenden dar homogeneidad porque hasta este momento había diferentes tipos, textiles, plásticos…, por hablar coloquialmente cada uno de su padre y de su madre, y daban una imagen deplorable”.

Inversión

El Ayuntamiento ha invertido 12.348 euros en más de 800 metros cuadrados de loneta —670 de lona marrón impermeable y 176 para los frentes de los puestos en color ocre— una dotación suficiente para 26 puestos.

Luquero comentó que la elección de los colores guarda relación en el caso de los ocres con algunas fachadas de la Plaza y también con el gris del pavimento granítico que corresponde a una zona histórica, “para que queden integrados en un entorno que es Patrimonio de la Humanidad, y no llamar la atención ni con hechuras ni con colores llamativos”.

También estaban presentes el proveedor y el responsable del diseño, quienes han pasado revista a cada uno de los puestos para llevar a cabo “los correspondientes ajustes, tanto de tamaño como de sujeción a la estructura de cada puesto (hay 15 con armazón metálico) y vehículos de venta (11). En estos últimos se colocará un faldón en la parte baja y una visera en la superior.