La red provincial cuenta con 99 oficinas de farmacias en la provincia y ciudad de Segovia. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Los problemas de suministro de medicamentos se han instado en la actividad diaria de las farmacias segovianas cuyos titulares ven como esta situación se perpetúa y se está convirtiendo en un mal crónico. Las dificultades, que se arrastran desde hace varios, se hicieron más acuciantes a lo largo de 2018 y permanecen en el inicio de 2019.

La lista roja de carencias sigue activa en las primeras semanas del nuevo año.

Las farmacias segovianas tienen problemas de desabastecimiento con 13 medicamentos, según el último informe provincial del Centro de Información de Suministro de Medicamentos (Cismed) que coordina el Consejo General de Colegios Farmacéuticos. La lista que hace referencia a la semana del día 28 de enero al 3 de febrero está liderada por Adiro EFG, como el medicamento que más alertas ha originado, posiblemente ante la elevada demanda de los ciudadanos y al ser uno de los más populares como anticoagulantes. Siguen Dalsy, Stopcold, Primperan y Pred Forte. También hay dificultades para tener a disposición de los pacientes Disneumon Pernasal, AAS 100, Loette Diario, Hemovas, Trankimazin y Carduran Neo. De forma que entre los productos que más escasean en las farmacias segovianas hay un famoso jarabe infantil para tratar el dolor moderado, un vasodilatador, así como medicamentos para prevenir vómitos o náuseas, para el alivio sintomático de la congestión y secreción nasal, para la hipertensión, y para tratar estados de ansiedad.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Segovia, y vicepresidente del consejo de Castilla y León, Francisco Javier Alcaraz, asegura que el desabastecimiento tiene varias causas y de su evolución dependerá la solución. Para Alcaraz parte del problema se debe a que España tiene los medicamentos más baratos de Europa, de forma que los fabricantes prefieren otros mercados “y a nosotros nos abastecen de lo justo”. En el ámbito farmacéutico también se asegura que el brexit está generando un fenómeno de acaparamiento de medicinas en Reino Unido, donde además varios laboratorios tienen sus fábricas.

Francisco Javier Alcaraz considera que hasta que no acabe la incertidumbre que genera el brexit y no haya una revisión de los precios en España los problemas de suministro se mantendrá. En todo caso, el presidente de los farmacéuticos cree que se ha iniciado un proceso de recuperación cuya evolución será lenta y espera que “poco a poco volvamos a tener todos los medicamentos”.

De momento, para paliar la situación los profesionales farmacéuticos procuran dar alternativas a los pacientes. En la mayoría de los casos se aconseja un medicamento con formulación terapéutica similar al que falta, —un genérico y otro de otra marca—; cuando no hay muchas opciones o el paciente es reticente se le reenvía a su médico para que prescriba otra medicina que se adecúe a las necesidades del enfermo; y en circunstancias muy específicas se vuelve a la ‘formulación magistral’.

Los farmacéuticos explican que la entrada y salida de la lista de ‘faltas’ Cismed es intermitente. “No siempre tienes problemas con los mismos en tu farmacia, un mes te llega unos y te quedas sin otros porque no te envían, y al mes siguiente la situación puede cambiar