6_1-concentracion-pensionis
Los pensionistas llenaron la plaza de Medina del Campo en la concentración. / M.G.
Publicidad

La celebración de la Media Maratón y la lluvia que finalmente hizo acto de presencia en la Plaza de Medina del Campo restaron participación a la concentración convocada por CCOO y UGT en el marco de las movilizaciones que ayer tuvieron lugar en toda España en defensa de unas pensiones “públicas y dignas”. Aún así, cerca de 300 pensionistas segovianos se dieron cita bajo el monumento al comunero Juan Bravo para expresar su rechazo frontal a la propuesta del Gobierno de subir este año un 0,25% las pensiones, así como su deseo de que un pacto de Estado garantice la permanencia del sistema público de pensiones.

Los secretarios provinciales de las dos centrales sindicales Alex Blázquez (CCOO) y  Manuel Sanz Prieto (UGT) acompañaron a sus compañeros responsables del área de Jubilados y Pensionistas María Antonia Sanz y Miguel Angel Tabanera en la concentración, a la que también asistieron el senador socialista Félix Montes, el secretario provincial del PSOE José Luis Aceves, la procuradora socialista Ana Agudíez y varios ediles del equipo de Gobierno municipal en el Ayuntamiento de Segovia.

María Antonia Sanz y Miguel Angel Tabanera coincidieron en la necesidad de que las pensiones garanticen la suficiencia económica de los perceptores de esta prestación que “no es ni una ayuda ni una limosna, sino un derecho consolidado que tiene que estar garantizado por el Estado”.

Así, Tabanera manifestó la necesidad de un pacto de Estado suscrito por todos los partidos del arco parlamentario y con la participación de los agentes sociales con el objetivo común de la “sostenibilidad y suficiencia de las actuales y de las futuras pensiones tramitándose en la comisión del Pacto de Toledo”.

Del mismo modo, solicitó que se derogue  el factor de sostenibilidad regulado en la reforma de 2013, que vincula de forma obligatoria la evolución de la esperanza de vida a la cuantía de las pensiones, lo que “conducirá a una rebaja de las presentes y futuras”.

Por su parte, María Antonia Sanz puso el acento en la revalorización de las pensiones con referencia al IPC, ya que la subida propuesta por el Gobierno “no es más que migajas que suponen un golpe al poder adquisitivo del colectivo de pensionistas”.

Los sindicatos aseguran que mantendrán el nivel de movilizaciones realizadas hasta la fecha con el fin de hacer comprender al Gobierno y a la sociedad que el sistema de pensiones “debe ser revisado para tener siempre el poder adquisitivo garantizado, y que los pensionistas no sean como hasta ahora los paganos de una crisis que no han creado”, aseguró Tabanera.