Tras la presentación, a cargo de José Luis Montero y Julio Gutiérrez, llegó el turno de la diversión y el entretenimiento de los más pequeños, sin duda los protagonistas del acto.
Tras la presentación, a cargo de José Luis Montero y Julio Gutiérrez, llegó el turno de la diversión y el entretenimiento de los más pequeños, sin duda los protagonistas del acto. / Nerea Llorente
Publicidad

“Gracias a vuestro compromiso, podemos echar una manos a personas que están viviendo situaciones más difíciles que las que vivimos nosotros”, comenzó José Luis Montero, presidente de Cruz Roja en Segovia, en la presentación del acto de reconocimiento a sus socios menores de edad y que tuvo lugar en la Biblioteca Pública en la tarde de ayer.

Sesenta y tres son los socios y socias menores de edad que, a través de la sensibilidad de sus familias, contribuyen “económicamente a sacar adelante los programas para los niños que lo pasan mal”, dijo Montero.

En el acto también estuvo presente el presidente de Cruz Roja en El Espinar y vicepresidente provincial, Julio Gutiérrez Pérez, quien también agradeció a las familias, a los socios, su apoyo con el que llevan a cabo numerosos programas y proyectos en el municipio.

Más de 60 menores de edad, niños en su mayoría, acompañados por sus familias, acudieron al acto de reconocimiento y disfrutaron de un divertido cuentacuentos a cargo de ‘Piruleta’ (Any Fernández) —quien recordó que “en el fondo todos somos niños”— y de un espectáculo de magia de manos del ilusionista segoviano, Héctor Sansegundo. La primera, a través de su actuación, explicó a los pequeños los valores de gratitud, hospitalidad y amistad. Según señaló la institución, ambos artistas formaron parte del evento de manera altruista.

Los datos

“La solidaridad no entiende de edades, y gracias a ellos y ellas, Cruz Roja ha podido atender en 2017 a más de 45.000 (45.312 exactamente) personas en dificultad social”, según la información facilitada por Cruz Roja Segovia.

Además, recuerdan que todo socio mayor de 18 años puede acceder a los órganos de gobierno o decidir con su voto quién ocupará estos estamentos en cruz Roja. Las elecciones que periódicamente se celebran en la institución, son una muestra más de que Cruz Roja es una organización democrática. Socios y voluntarios, de manera abierta y libre, deciden el futuro de la institución.