06-1-festivalito nueva segovia ez_aviador1
Ez Aviador con su avión, que no hace ruido sino pompas de jabón, recorrerá parte del Parque del Reloj. / E. A.
Publicidad

“Atención adultos porque los niños y niñas de nuestra ciudad van a estar muy vigilantes y van a llevar su distintivo para tener una autoridad, digamos, y que así cuidemos entre todos el espacio donde se va a celebrar el Festivalito”. Así anunciaba la concejala de Cultura, Marifé Santiago, una iniciativa que se pondrá en marcha el día 21 de este mes de julio en el Parque del Reloj de Nueva Segovia durante la celebración de la actividad ‘Nueva Segovia, Nueva Sonrisa’, conocida popularmente como Festivalito, y es que los ciudadanos más jóvenes podrán llevar una chapa “que les convierte a los ojos de los demás en guardianes y guardianas del Medio Ambiente”, según la edil.

Será una novedad sostenible en una actividad municipal que cumple nueve años y es muy bien recibida por las familias segovianas en un mes de julio en el que los niños están ociosos y necesitan estímulos que les saquen del aburrimiento y la rutina de los días sin clase.

En la presentación de esta novena edición del Festivalito, Santiago quiso advertir a los adultos que “los niños y niñas de esta ciudad siempre nos enseñan cosas que se nos han olvidado y para eso son niños, para que no se nos olvide a los mayores que alguna vez lo fuimos también”. Explicó que aquellos que estén en el Parque del Reloj esa tarde “y quieran hacerlo, que yo estoy segura que van a ser todos, cuando tiren algún papel a la papelera o a los lugares que se han pensado para que el parque no se estropee, llevarán esa chapa, lo cual está muy bien porque serán los más pequeños los que nos hagan recordar a los mayores que pasarlo bien significa cuidar el entorno en el que estamos para poderlo pasar todavía mejor”.

La concejala de Cultura estaba acompañada de la alcaldesa, Clara Luquero, y del presidente de la Asociación de Vecinos ‘San Mateo’, de Nueva Segovia, Francisco Fernández-Caro. Este último recordó que no se trata de una actividad limitada a los residentes en el barrio sino abierta a toda la ciudad, mientras Luquero indicó que todos los años son centenares los participantes en las actividades programadas.

Precisamente ella fue la encargada de dar a conocer el programa que comenzará a las 19.30 horas con una compañía portuguesa de teatro y animación de calle, Projeto Ez, con un gran dragón de tres metros, en proceso de crecimiento, y el espectáculo ‘Dragonología’, que se moverá por el parque. Este animal mitológico se llama Tiro y seguro que jugará con los niños y padres para correr aventuras con ellos.
Además, pilotará por la zona Ez Aviador con sus bromas y un avión muy especial que no hace ruido sino pompas de jabón.

Circo absurdo

A partir de las 20 horas hará su aparición un circo trepidante y absurdo, Tandarica Circus, de la compañía tarraconense Passabarret. Son cuatro payasos capaces de cualquier cosa para satisfacer al público, desde dispararse un cañonazo en el estómago, improvisar rutinas aéreas o jugar con un lanzador de cuchillos con miopía severa.

Una hora después llegará el parque el Capitán Maravilla, un superhéroe muy profesional, alter ego del actor malagueño David Morales, premiado en certámenes como los de las Fiestas de La Mercè de Barcelona o la Fira de Tárrega.

‘Men in coats’ es una compañía de Reino Unido que, desde las 22 horas, ofrecerán un espectáculo de comedia no verbal con el que ganaron el Premio al Mejor nuevo espectáculo en 1999 en el Festival de Edimburgo.

Como en otras ocasiones, no faltarán juegos de época, a cargo de Jocs ambulants, la incombustible Piara Fantasma diseñada por artistas vinculados a Segovia y paneles del pintor José Luis Saura a modo de photocall artístico.

El presupuesto, en torno a 18.500 euros, es similar al destinado en otras ediciones a esta actividad de la Concejalía de Cultura que en 2019 cumplirá una década.

Compartir