Pedro Rojo y a Luis Borreguero al inicio de las asambleas celebradas en la sala de la Fundación Caja Segovia. / KAMARERO
Publicidad

Los jubilados segovianos quieren sentirse protegidos por las instituciones públicas y ser útiles en la sociedad. Para mantener viva esta doble aspiración hasta hacerla realidad trabajará la nueva directiva de la Federación Provincial de Jubilados y Pensionistas de Segovia, que agrupa a 167 asociaciones de la provincia y a unos 13.000 asociados.

De hecho, el presidente entrante, Pedro Rojo, habla más de “segunda juventud” que de tercera edad al referirse al destino de su programa de acción, y el presidente saliente, Luis Borreguero, de la importancia de incorporar a los “jubilados jóvenes” al asociacionismo. Detrás del cambio de palabras, hay nuevos conceptos, realidades y necesidades hacia los que encaminan sus programas las asociaciones y la Junta de Castilla y León, según se puso de manifiesto ayer en la asamblea de la Federación de Jubilados y Pensionistas de Segovia a la que asistió la gerente territorial de Servicios Sociales, Carmen Well Gómez.

Asambleas

Pedro Rojo, representante de Cerezo de Arriba, tomó el relevo de Luis Borreguero en la reunión celebrada en la sala de la Fundación Caja Segovia, que comenzó con una asamblea ordinaria y se cerró con la extraordinaria donde se eligió nueva directiva. En la primera parte se dio luz verde al balance de las cuentas del ejercicio 2018, que forman un presupuesto de 59.812 euros. Después se presentó y respaldó la candidatura de Pedro Rojo Núñez, único aspirante a la presidencia. La nueva directiva está integrada por Jesús Alonso Rodríguez, de Cedillo de la Torre (vicepresidente); Eliseo Sanz Maroto, de Tabanera del Monte (secretario); Teodora Arranz Ramírez, de Ayllón (tesorera), y los vocales Jesús González del Brío, de Fresno de Cantespino; Antonia Elvira Marín, de Bercimuel; Rosario Gil González, de Cerezo de Abajo y Santiago Marcos de la Fuente, de Sacramenia.

Poco antes de la elección, Pedro Rojo explicaba que se presentaba para que “la Federación no desaparezca” y para seguir “luchando por sacar adelante el envejecimiento activo”. “Somos muchos los mayores que estamos deseando no quedarnos estancados y ser útiles a la sociedad”, dijo Rojo apelando tanto a la “protección” de los entes públicos, con servicios y ayudas para este colectivo, como a la unión de los mayores para mejorar la vida de sus convecinos.

Los dos presidentes de la Federación coinciden al señalar las dificultades derivadas de los recortes aplicados en las ayudas de la Administración y que han hecho desaparecer las actividades gratuitas para los socios. Luis Borreguero asegura que se han reducido los recursos de las asociaciones y “ahora hay que tirar siempre del copago”. Después de cinco años de intensa actividad, Luis Borreguero deja la directiva provincial desde la que ha trabajado por promocionar el asociacionismo y la implicación en las juntas locales. Reconoce que se va con la espina clavada de no haber conseguido incorporar a más jubilados jóvenes.

La gerente territorial de Servicios Sociales, Carmen Well, explicó que la financiación que se da a la Federación va directa al programa de envejecimiento activo y a la promoción del asociacionismo. Carmen Well defiende que las “personas mayores son los protagonistas de sus vidas y deben elegir las actividades que quieren hacer, y nosotros vamos a estar con ellas en ese camino”. Para reforzar ese liderazgo de los mayores se han creado grupos de trabajo y ‘enlaces provinciales’. La gerente de Servicios Sociales también remarcó el interés creciente por la formación en el manejo de las nuevas tecnologías y por el voluntariado. Como ejemplo, Well, señaló la existencia de un grupo de voluntarios del centro de día de Cuéllar que trabajan con la Fundación Personas en el manejo y mantenimiento de sus equipos informáticos.

Más médicos y ambulancias

Pedro Rojo asegura que es “imprescindible” reforzar los servicios sanitarios en las zonas rurales para contribuir al bienestar de las personas mayores que son sus principales pobladores. “Sería conveniente que la administración tomara esto en consideración y pusiera más ambulancias y servicios médicos”, dice el representante de los jubilados de la zona nordeste que desde ayer es el presidente de la Federación Provincial.