4_1nerea-concepcionistas-pa
Alumnos y profesores de los centros educativos celebran actos en favor de la cultura de la tolerancia, la solidaridad y el respeto. / Nerea Llorente
Publicidad

Educar a los niños y adolescentes en y para la tolerancia, el diálogo y la concordia contribuye a construir un futuro de paz. Con este principio como bandera, los centros educativos de la provincia de Segovia han celebrado el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, una jornada en la que se concentra y escenifica el trabajo que, día a día, durante todo el curso y de forma transversal en todas las asignaturas llevan a cabo en sus aulas fomentando la convivencia pacífica y el respeto a la diversidad.

El color blanco dominó ayer en los escenarios escolares donde con música, manualidades y manifiestos, los niños se proclamaron mensajeros y defensores de la paz.  Los estudiantes segovianos protagonizaron numerosos actos cargados de alegría y simpatía, pero en los que también se mostraron reivindicativos.

Los profesores, que durante semanas han preparado con sus alumnos las actividades de concienciación, y los padres y muchos abuelos, que ayer acudieron a apoyar a los estudiantes, también se implicaron en esta fiesta. Así se pudo ver, por ejemplo, en el pabellón Agustín Fernández donde los familiares llenaban la grada y los maestros bailaban en los laterales de la pista, marcando el ritmo y los pasos de las coreografías que los niños realizaban. Entraron por cursos, desde los más pequeñitos de Infantil hasta los mayores de sexto de Primaria, desfilando con el ‘Himno de la alegría’ y después  cantaron y bailaron el tema ‘Amigos para siempre’ de Los Manolos.

Casi a la misma hora, porque la mayoría de los centros programaron sus actos principales a las 12.30 horas, dos estudiantes del colegio Santa Eulalia leían ante sus compañeros y educadores, el manifiesto elaborado por los alumnos de 6º de Primaria, en el que aseguran que “no sólo queremos que se acaben las guerras, sino también las injusticias tanto económicas, como sociales y culturales”. “No habrá paz si no frenamos el cambio climático y tenemos que conseguir que los gobiernos apuesten por un desarrollo sostenible y responsable. No habrá paz mientras no acabemos con la violencia de género. No habrá paz, mientras sigan llegando a nuestras costas cadáveres de personas que en su trayecto fueron perdiendo todas sus ilusiones y proyectos de vida” manifestaron los alumnos que quieren vivir en “un planeta donde se pueda respirar justicia”.  Después han cantado el tema ‘Tu enemigo’ de Pablo López y Juanes y los alumnos mayores han regalado a los pequeños unas palomas y unos molinillos de papel.

‘Refúgiate en la Paz’ es lema de las actividades realizadas por el colegio Alcázar de Segovia. Los alumnos de este centro han presentado el proyecto #vertelibreotravez, y han recogido libros donados por las familias para la oenegé AIDA de Segovia. Después de un breve concierto, han formado un gran lazo blanco para mostrar su rechazo a la violencia y han guardado un minuto de silencio.

Los más madrugadores fueron los estudiantes y profesores del colegio Madres Concepcionistas que comenzaron la jornada recordando el 125 aniversario de la congregación titular del centro y formando un mosaico humano con el logo de la oenegé ‘Siempre adelante’. Después, el punto de atención se trasladó a la calle San Juan donde comenzó la creación de un vídeo musical (lip dub) sobre el drama de los refugiados, cuyas escenas se fueron sucediendo por las aulas y espacios del colegio.

Por el colegio Fray Juan de la Cruz-Escuela Aneja pasó ayer el  ‘tren de la paz’ —formado con sillas de ruedas ya que se trata de un centro preferente para alumnos con dificultades motóricas— haciendo que los niños viajaran por diferentes países para comprobar que sus habitantes comparten los anhelos de paz, seguridad y felicidad. La actividad desarrollada en varios idiomas y titulada ‘¡Qué pequeño es el mundo!’ acabó con la interpretación de la canción ‘It’s a Small World’que continuamente suena en los parques Disney del mundo.

 

Mensajeros maristas

Distintos grupos formados por alumnos pequeños y mayores del Colegio Marista se repartieron ayer por la ciudad para llevar mensajes de paz a instituciones y centros de referencia de la ciudad, como la Diputación Provincial, el Ayuntamiento, la Subdelegación del Gobierno, la Delegación Provincial de Educación, la Academia de Artillería, la Policía Nacional, Guardia Civil, el cuerpo de Bomberos, el Obispado, la UVA, las Hermanitas de los Pobres o la Cruz Roja o la redacción de El Adelantado.