Autobuses urbanos de Segovia
Uno de los últimos autobuses incorporados al servicio de transporte urbano. / KAMARERO
Publicidad

A “falta de concentración” se han debido los errores localizados en los anexos del pliego de los urbanos, se supone que de algún técnico de la Concejalía de Transportes y Movilidad o bien de la consultora que el Ayuntamiento contrató para elaborar el documento. Al menos eso es lo que afirma el concejal Ramón Muñoz-Torrero, ante la sorpresa de la oposición. La portavoz del Grupo Popular llegó a decir que “no es de recibo” esa respuesta después de casi dos años para elaborar el pliego de un contrato que supone 70 millones de euros y es, junto al de recogida de basuras, el de mayor cuantía económica del Ayuntamiento de Segovia.

Fernández estuvo dura con el concejal y el resto del Gobierno municipal socialista tanto por estos errores —cincuenta dijo ella, bastantes menos, según el edil socialista— como porque no se tome en consideración la petición de su grupo para retirar del pliego las especificaciones de los autobuses a incorporar por la empresa adjudicataria del servicio.

El Grupo Popular había planteados dos preguntas al Equipo de Gobierno sobre esta cuestión después de conocer tanto el recurso especial en materia de contratación que ha presentado la asociación nacional de empresas fabricantes de carrocería de autobuses y autocares, ASCASO, como el informe que ha remitido el Ayuntamiento al Tribunal Administrativo de Recursos contractuales, que es el que tiene que dirimir si el pliego limita la libre concurrencia de empresas al exigir vehículos compactos; es decir, en los que chasis y carrocería son del mismo fabricante y están integrados. A Fernández le preocupa todavía más los requisitos exigidos en cuanto a la potencia del motor, longitud, etc.

“Mire, la verdad, no sé ni cuantas empresas fabrican este tipo de vehículos, ni cuantos modelos hay. Son características técnicas y eso le corresponde a los técnicos”, respondió Muñoz-Torrero, quien añadió que “lo que puedo decir es que el autobús que yo quiero tiene que ser accesible, robusto, que pueda salvar el adoquín, pueda salvar desniveles, aguante las condiciones climáticas; en definitiva que sean fiables. Yo puedo transmitir eso a los técnicos”.

Sí puntualizó que hay cuatro marcas de fabricación de autobuses integrales: MAN, Iveco, Mercedes y Volvo. Ante la preocupación del Grupo Popular por asegurar la libre concurrencia de empresas en el procedimiento para adjudicar el contrato de los urbanos, el concejal de Transportes leyó una resolución del Tribunal Central de Recursos Contractuales que indica que “no puede considerarse contrario a la libre concurrencia las prescripciones técnicas que se ajusten a las necesidades del órgano de contratación”.

Intervención de la alcaldesa

Como suele ser habitual cuando se aborda un tema de transportes (regulación de la carga y descarga en la Calle Real, ampliación de la peatonalización en la plaza de la Artillería, etc.), la alcaldesa cerró el debate de este punto del orden del día para hacer “una reflexión” sobre si hay qe defender el criterio técnico, avalado por el Gobierno municipal o el de las empresas carroceras “que defienden sus intereses económicos, que son legítimos”.

En cualquier caso, los portavoces de la oposición pidieron que se espere a la resolución del Tribunal de recursos contractuales antes de volver a publicar el anuncio del procedimiento de licitación en los boletines oficiales.