Eloy Torán, asesor jurídico de FES, y Francisco Javier Puente de Pinedo, inspector jefe de Trabajo. / Nerea Llorente
Publicidad

La Federación Empresarial Segoviana ha celebrado una jornada informativa; con el inspector jefe de Trabajo de Segovia, Francisco Javier Puente de Pinedo, como ponente; para resolver las dudas de sus socios con motivo de la reciente aprobación del Real Decreto Ley 8/2.019, que obliga a realizar un «control del registro horario de la jornada y de los descansos de cada persona trabajadora», y cuyo efecto entrará en vigor a partir del próximo 12 de mayo.

Desde esa fecha, las empresas deberán registrar las horas de entrada, de salida y los descansos de sus trabajadores, bien a través de métodos telemáticos o manuales, pero siempre fácilmente entendibles. La documentación de ese registro se establecerá «mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa», según reza el texto de la norma.

Se obligará además a las empresas a conservar dicho registros de jornada durante cuatro años, habiéndose establecido sanciones de entre 626 y 6.225 euros para aquellos que no respeten los términos del Real Decreto Ley.

«La normativa responde a un mandato europeo y a una de las mayores preocupaciones de la Inspección de Trabajo. Durante los últimos años se han realizado encuentas en las que los impagos, y después la falta de control de jornada, han sido los mayores problemas», declaró el ponente y jefe de la Inspección en Segovia, quien valoró positivamente la medida e informó de que un tercio de las empresas de la provincia ya realizar dicho control de jornada, por lo que el efecto de la aplicación de la norma no va a ser tan traumático entre el tejido empresarial segoviano.

En las próximas semanas el Gobierno realizará una campaña específica para informar sobre la entrada en vigor de la nueva Ley. Campaña necesaria a tenor de la afluencia y de las muchas dudas que los empresarios transmitieron durante la charla. A este respecto Puente de Pinedo afirmó que se desarrollarán reglamentos dentro del Real Decreto para establecer, si no excepciones, sí recoger casos particulares de aplicación aunque «no serán muchos, porque si abres las puertas, puede entrar mucha gente», comentó.

El inspector apuntó, además, que «igual que ocurre en la Administración, esta norma se entiende como un control al trabajador y no a la empresa», pero lógicamente también busca «impedir que haya empleados trabajando doce horas y que luego cobren solo ocho».