7_1nerea-camara-comercio
El Edificio San Roque es desde el verano del pasado año la nueva sede de la Cámara de Comercio en Segovia. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Los 13.098 electores con derecho a voto en la Cámara de Comercio de Segovia deberán elegir el próximo 24 de julio las 18 vocalías de las que surgirá la nueva directiva de la institución cameral en la provincia.

La maquinaria electoral ya se ha puesto en marcha conforme a la legislación vigente al mismo tiempo que los empresarios de las distintas agrupaciones que estarán representadas en esta institución, que trabajan en elaborar una candidatura de unidad empresarial que contará con el empresario y actual presidente de la Cámara de Comercio de Segovia Pedro Palomo como aspirante a renovar su mandato.

Palomo reconoce los contactos que ha mantenido con la patronal segoviana para la confección de la candidatura, y aseguró que aún está en proceso de maduración de una decisión que le llevaría a revalidar su cargo. «Aún no he tomado ninguna decisión, y entiendo que lo mejor es que sea una candidatura única la que se presente a las elecciones -explicó el empresario-, pero la Cámara ha pasado por momentos muy difíciles durante estos últimos años y me lo estoy pensando, y lo decidiré la próxima semana».

La dura travesía en el desierto que la crisis económica y los cambios legislativos en la gestión han sometido a las Cámaras de Comercio ha hecho que el gobierno de esta institución haya estado plagado de dificultades. En el caso de Segovia, Pedro Palomo explicó que la crisis ha hecho que a la Cámara «le haya pasado lo mismo que a muchas empresas, que ha tenido que ajustar gastos a ingresos para poder mantenerse y se ha visto obligada a redefinir sus estructuras y rentabilizar su patrimonio para conseguir ingresos y mantener una estructura sostenible».

Además, explicó que la próxima ley regional de Cámaras de Comercio -ahora en tramitación parlamentaria- permitirá homologar todas las estructuras organizativas de las cámaras y conseguir una estabilidad presupuestaria que les haga viables. Para Palomo este será uno de los focos de futuro de la institución cameral, además del mantenimiento de otros de sus pilares como las ayudas y el asesoramiento a la internacionalización de las pymes y al emprendimiento y la innovación.

Para el presidente, el futuro de las cámaras pasa por seguir consolidando esta estructura a través de iniciativas e ideas que permitan afrontar esta etapa de «reinvención» de la institución, ya que la ley «nos ha obligado a pasar de tener financiación a través de la obligatoriedad de la cuota cameral a las empresas a tener que buscar recursos a través de la prestación de servicios».

En Castilla y León, un total de 154.575 electores podrán ejercer su derecho a voto en las elecciones que conformarán las 240 vocalías que componen el pleno de 12 Cámaras de Comercio, Industria y Servicios de Castilla y León, a excepción de Ávila y Salamanca.

Andrés Ortega: “Pedro Palomo es el candidato ideal”

La Federación Empresarial Segoviana (FES) impulsará la creación de la candidatura de unidad empresarial que espera conseguir la «unidad de acción» necesaria para desarrollar los proyectos y mejorar la gestión en la Cámara de Comercio. Andrés Ortega, presidente de la patronal segoviana asegura que la unidad entre los empresarios «tiene todas las ventajas», y considera que Pedro Palomo «es el candidato ideal» para dirigir el nuevo rumbo de la institución.

«Pedro conoce la cámara y las vicisitudes por las que ha pasado la institución en los últimos años -asegura- por lo que no vemos más que ventajas para que siga siendo el presidente». Ortega aseguró que el objetivo no es otro que «dinamizar la institución que tiene un papel importante que desempeñar en la vida económica de la provincia, y es por lo que vamos a luchar», y si finalmente Palomo acepta la petición de los empresarios, el resto de la candidatura se conformará de acuerdo con los cupos establecidos por el reglamento electoral pero desde el diálogo con las distintas agrupaciones empresariales representadas.

El presidente de la FES aseguró que la reducción de las vocalías de 26 a 18 que establece la actual normativa hará que la gestión sea «más operativa y más adaptada a los nuevos tiempos, y todo indica que se podrá trabajar mejor»