7_1nerea-top-manta
Los vendedores sin licencia suelen colocarse en el casco histórico de la ciudad. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Durante las próximas semanas, Segovia, al igual que el resto del país, se verá inmersa en distintas épocas de consumo máximo, como el ‘Black Friday’, las navidades o la campaña de rebajas. Y durante estos días es más habitual que se instalen en la calle vendedores ambulantes, una actividad perjudicial para los negocios lícitos, por lo que la Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) ha dirigido un escrito a la alcaldesa, en el que insta al Ayuntamiento de Segovia a “tomar las medidas necesarias para acabar con las actividades de ‘top manta’ que últimamente han proliferado por distintas zonas de la ciudad, sobre todo en el casco histórico, vendiendo sin ningún tipo de licencia o permiso todo tipo de objetos y productos”.

Explican los comerciantes que “independientemente de su situación personal y de las razones que les llevan a cometer esta ilegalidad, nuestra Agrupación entiende que dichas actividades son perjudiciales, tanto para determinados sectores empresariales como es el nuestro, como para la propia imagen de nuestra ciudad”.

Sin embargo, la alcaldesa, Clara Luquero, asegura que en Segovia “existe ‘top manta’ de manera puntual, no es un problema de ciudad, solo hay que compararlo con otras ciudades como las de la costa en las que está masificado, aquí existe alguna acción puntual y es mínima”.

Insisten los comerciantes en que estas actividades contribuyen a perjudicar a un sector que genera empleo y riqueza en la ciudad y que, además, contribuye a mantener servicios públicos durante todo el año: el sector del comercio de proximidad.

Por ello, la ACS cree que “el Ayuntamiento de Segovia debe, de inmediato, buscar soluciones a esta situación para erradicarla, así como para evitar que vaya a más, teniendo en cuenta además que se acerca un periodo, el de las fiestas de Navidad, con intensa actividad comercial”.

A este respecto, Luquero insiste en que se trata de “algo muy puntual, y eso lo ven los ciudadanos, por lo que el Ayuntamiento considera que no es un problema y no es cuestión de hacer un plan de actuación”.

Así, cuando se detecte algún caso de ‘top manta’ o sea denunciado por algún ciudadano, explica la alcaldesa que se seguirá actuando como hasta ahora. Los agentes de la Policía Local que estén en la proximidad del ‘mantero’ se acercan hasta él y se comprueban tres puntos: primero, si tiene o no licencia de ocupación de la vía pública; segundo, si posee o no licencia para ejercer esta actividad o están vendiendo de manera ilegal; y tercero, comprobar si los artículos que tiene a la venta son falsificaciones. “Se comprueban estos tres puntos y, si no tienen licencias o venden falsificaciones, se les insta a levantar” el puesto que tengan instalado en la calle, pero, insistió Luquero, “no es un problema, solo hay incidencias puntuales, y se seguirán tratando como hasta ahora”.