12_1nerea-fiesta-camareros
Los camareros celebran esta fiesta desde hace casi un siglo. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La Asociación de Camareros de Segovia y Provincia celebró la festividad de Santa Marta con una agenda cargada de actividades. A pesar del mal tiempo y los chubascos esporádicos, no tuvieron que cancelar ninguna de las actividades, lo que les permitió pasar un agradable día junto a compañeros de profesión, familiares y amigos.

Por la mañana, los camareros asistieron a la tradicional misa en honor de su patrona, Santa Marta, en la iglesia de San Millán, con gran congregación de feligreses. Después sacaron la imagen de la virgen en procesión por los alrededores de la iglesia.

Tras las celebraciones religiosas, la comitiva de camareros partió en caravana por las calles de Segovia, repartiendo bebida y pinchos a todo aquel que se encontraban a su paso, para hacerles partícipes de la fiesta.

Desde el mediodía, el grueso de las actividades se concentró en la plaza de toros, donde después se celebró la tradicional becerrada de los camareros, en la que cuatro cuadrillas de profesionales de la hostelería lidiaron a cuatro becerros de la ganadería de Navarra Hípica Zahorí.

Durante la comida de hermandad, la Asociación de Camareros rindió homenaje a dos compañeros de profesión ya jubilados, Francisco Maroto y Jesús Gil, antiguos hosteleros segovianos, en un acto muy emotivo en el que estuvieron acompañados por sus amigos y familiares. Una comida que reunió a cerca de 120 personas antes de la becerrada en la plaza de toros.

Después del espectáculo taurino, los camareros tenían más ganas de fiesta, por lo que permanecieron en los alrededores de la plaza de toros hasta la noche, acompañados de música y bebida.

El presidente de la Asociación de Camareros de Segovia y Provincia, Javier Bermejo, mostró su satisfacción por el día de fiesta que pasaron. “Todo ha salido como se esperaba y hemos estado muy a gusto”, comentó.

Esta fiesta, casi centenaria, es un día de referencia para los hosteleros, quienes se involucran directamente para sacar cada año el día de Santa Marta adelante. Algunos establecimientos cierran durante la fiesta, para descansar y pasar un buen día de diversión y regocijo entre compañeros de profesión y amigos.

Compartir