Los alumnos del centro de FP Felipe VI atendiendo las explicaciones del cocinero Antonio Marcos.
Publicidad

La alimentación a base de insectos tiene un futuro prometedor, según el cocinero Antonio Marcos Caldús, quien ha participado estos dos días en la Feria Food Style organizada por la empresa Congelados de Segovia. El encuentro se ha celebrado en el polígono Nicomedes García, de Valverde del Majano, y ha reunido a más de 30 empresas de ámbito nacional que han realizado diferentes demostraciones destinadas a público profesional del mundo de la hostelería y la restauración.

En opinión de Antonio Marcos, en el año 2030 “seremos muchos más habitantes en la Tierra y necestiamos alimentos que contengan más proteína que los actuales”. Él lleva años trabajando con insectos como saltamontes, grillos, hormigas o escorpiones.

A nivel nutricional son más productivos que la carne. “Los insectos sólo necesitan dos kilos de alimento para producir un kilo. En cambio, para generar esa misma cantidad, una vaca necesita ocho kilogramos de pasto”, explica.

Así lo dijo en su exposición al público y a los alumnos del centro de Formación Profesional Felipe VI, que acudieron a una de sus demostraciones. Además de conocer cómo se preparan galletas de grillo Don Pepito, pudieron probar algunas de sus creaciones como una quiona salteada con saltamontes, verduras con saltamontes, o salmón empanado de hormigas.

“Los escorpiones tienen un sabor similar a las gambas, los saltamontes recuerdan al tocino a la parrilla, y la harina de grillo sabe a avellana y almendra”, explica.