Accidentes laborales registrados en Segovia entre enero y noviembre. / FUENTE: JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN
Publicidad

La siniestralidad laboral sigue siendo una de las asignaturas pendientes de las empresas y cada vez va a peor, según la denuncia realizada por Álex Blázquez, secretario provincial de CCOO, quien se mostró preocupado por el aumento de los accidentes laborales registrado tanto en Segovia como en toda Castilla y León en el año 2018.

Según los datos compilados por la Junta, presentados por Blázquez, entre enero y noviembre del pasado año se contabilizaron en la provincia 2.108 accidentes leves —1.908 dentro de la jornada de trabajo y 200 in itinere—, varios centenares más que en el mismo periodo del año anterior; catorce graves —nueve en la jornada de trabajo y cinco in itinere—, tres más; y seis mortales —cuatro en el centro de trabajo y dos in itinere—, tres más que en todo 2017. También se incrementaron las enfermedades profesionales, hasta los 52 casos, 31 más que el año anterior.

Respecto a los seis accidentes mortales registrados en la provincia en 2018, el doble que el año anterior, el sector Servicios fue el más perjudicado, con dos casos; otro lo sufrió un trabajador de la rama Agraria y otro de Industria. Los dos últimos fueron in itinere.

Sheila Mateos (CCOO): «Hay datos muy preocupantes. La gente se está muriendo en el trabajo y eso hay que hacerlo visible»

“Nos preocupa mucho la deriva que estamos tomando con la siniestralidad laboral, es algo en lo que tenemos que hacer más hincapié. Desde CCOO consideramos prioritario llevar la cultura preventiva a las empresas, que las empresas interioricen esa cultura y lleven a cabo [las medidas necesarias en prevención de riesgos laborales] independientemente del coste salarial que conlleve; no podemos precarizar la salud laboral”, sentenció Blázquez.

Entre las causas del crecimiento de los casos, reconoció que “antes de la crisis había menos accidentes laborales, pero a medida que se aumentan los contratos temporales, parciales, eventuales y este tipo de contratos precarios se está incrementando más la siniestralidad laboral”.

Destacó Sheila Mateos, secretaria de Salud Laboral de CCOO de Castilla y León, el incremento de los accidentes graves y, sobre todo, los mortales, 56 en toda Castilla y León. “De estos, 16 fueron in itinere y 40 en los puestos de trabajo. Y de estos 40 que se produjeron en las empresas, 20 de ellos fueron accidentes no traumáticos, es decir, muertes generadas por ictus, infartos, por enfermedades cardiovasculares generadas por el estrés, la ansiedad… que esto es lo que nos ha venido a dejar la crisis en el día de hoy”.

Y es que, remarcó Mateos, “no solo no se invierte en prevención, que sí es verdad que este último año ha habido un poco más inyección en prevención, sino que donde está fallando la prevención a día de hoy es en los riesgos psicosociales y en la organización del trabajo”.

“La prevención falla en la organización del trabajo, en la flexibilidad, en los ritmos de trabajo… Es lo que nos ha generado la crisis: trabajar más con menos personal”, insistió.

Sheila Mateos y Álex Blázquez, durante la presentación de los datos. / KAMARERO

Pero apuntó Mateos que “también hay mucha siniestralidad en el tráfico. De los 40 accidentes que se produjeron en el puesto de trabajo, diez fueron accidentes de tráfico in misión, y hubo otros 16 accidentes in itinere, lo que significa que las nuevas realidades del trabajo como son el reparto de comida, el comercio electrónico y el reparto a domicilio… producen muchos desplazamientos y eso genera alta siniestralidad en estos sectores más precarizados”.

En este contexto, CCOO centrará su actividad preventiva este año en “la negociación colectiva mediante los convenios de empresa, mediante los comités de Seguridad y Salud y con nuestros delegados en las empresas, porque es necesario tener una organización en el trabajo, tener unos ritmos adecuados y que haya unos hábitos saludables en las empresas, para poder conciliar nuestra vida laboral con nuestra vida familiar y social y que no se genere un estrés en los trabajadores, lo que también viene produciendo esa siniestralidad”.