De izquierda a derecha, y de arriba a abajo, los diputados José Luis Aceves (PSOE), Beatriz Escudero (PP9 y Eduardo Calvo (Ciudadanos) y los senadores Paloma Sanz, Juan José Sanz Vitorio (ambos del PP) y Ana Agudíez y Javier Lucía (del PSOE).
Publicidad

En virtud de la transparencia, y en prevención de incompatibilidades, el Parlamento Español publica en las últimas legislaturas, desde 2011, las declaraciones de bienes y rentas de diputados y senadores. Los datos se han conocido esta semana y, además del lógico interés, suscitan una curiosidad a veces insana, por conocer cuánto tienen o dejan de tener los representantes de la provincia. Nada especialmente destacable entre la información facilitada por los siete parlamentarios segovianos porque a pesar de que cinco se estrenan en Madrid, de ellos tres han sido procuradores en las Cortes de Castilla y León hasta este año y esa información también era pública.

Una característica común a todos es que son propietarios, porque poseen al menos una vivienda y entre los siete suman once, incluyendo un apartamento, y sin tener en cuenta que la senadora del PP Paloma Sanz es propietaria de la tercera parte de un edificio de cuatro plantas que recibió en herencia en 2012 o las dos fincas urbanas que declara la diputada popular Beatriz Escudero en Valdesaz, uno de los núcleos del municipio rural de Condado de Castilnovo.

Ambas acaparan ese ‘sobrante’ de patrimonio inmobiliario, pues Escudero tiene el 50% de una vivienda en Segovia (adquirida en 2014), el 25% de otra, también en la capital, comprada en 2015 y el mismo porcentaje de una plaza de garaje, además de las citadas fincas.

Por su parte, Paloma Sanz declara el 50% de una vivienda unifamiliar en Segovia, adquirida en 2003, el mismo porcentaje de una plaza de garaje en Segovia, adquirida en 1989; la mitad de otra vivienda en Valladolid, adquirida en 2002 y de un apartamento en Alicante, comprado en 1993, así como una tercera parte de otra vivienda y garaje en Segovia, que recibió por herencia en 2012.

Seis de ellos, con la única excepción del diputado de Ciudadanos Eduardo Calvo, tienen al menos un coche, un turismo, aunque aquí el que se lleva la palma es el senador del PP Juan José Sanz Vitorio, que declara un Nissan Note del año 2010, adquirido en 2016, un Mercedes GLC 2.5 D 4Matic de 2016 y una motocicleta BMW de 2015 pero comprada este mismo año. Tampoco tienen malos coches el resto de sus señorías: Audi A3, Peugeot 508, Audi A5 o BMW 325, siendo el Renault Megane de la senadora electa socialista Ana Agudíez el que más la asemeja a la media de conductores segovianos.

Hipotecas

En cuestión de deudas, por préstamos hipotecarios o personales, los socialistas ganan por dos a una. Beatriz Escudero tiene hipoteca desde 2004 y el saldo pendiente asciende a 67.306,52 euros. A Agudíez solo le resta por pagar 32.112,32 euros de la suya, aunque desde 2014 ha recurrido a dos préstamos personales con saldos pendientes que suman 2.185 euros. El que será su compañero en el Grupo Socialista del Senado, Javier Lucía, declara por su parte un préstamo hipotecario por valor de 78.500 euros en 2006, del que ya ha hecho frente al menos a la mitad. La fecha coincide con la compra de un piso con plaza de garaje en la localidad de la que es alcalde en funciones, Valverde del Majano, así como del coche.

Calvo, que compró una casa en Segovia el año pasado, declara un préstamo ese mismo año de 12.000 euros pendiente de pago. Su declaración de bienes es la más escueta y aunque el año pasado pagó casi 8.000 euros de IRPF, su saldo en cuentas bancarias es de 14.675 euros.
El resto no indican deudas o préstamos pendientes de pago.

Solo dos parlamentarios electos por la provincia, la popular Paloma Sanz y el socialista Javier Lucía, no tienen plan de pensiones, o al menos no lo reflejan en sus declaraciones de bienes.

Los del resto oscilan entre 135.593 euros del diputado de la formación naranja Eduardo Calvo y 115.836 del fondo de pensiones de Sanz Vitorio a 11.233 de Beatriz Escudero, 6.000 de Agudíez y 503 del diputado socialista José Luis Aceves quien, por cierto, es el único de los tres parlamentarios del PSOE que indica un microcrédito de 500 euros para las campañas de su partido.

SOBRE RENTAS

DIPUTADOS ELECTOS

  • Beatriz escudero (Partido Popular). Declara, aunque no está obligada porque ya figura en la web del Congreso, el sueldo que recibió en 2018 como diputada, 63.794 euros, además de 1.232 euros en fondos de inversión.
  • José Luis Aceves (PSOE ). En 2018 recibió dos sueldos como funcionario y procurador del PSOE en las Cortes de Castilla y León, que suman 55.328,97 euros (bruto) y declara 44.368,08 en fondos de inversión.
  • Eduardo Calvo (Ciudadanos). El primer diputado de Cs por Segovia, que cumple 70 años en octubre, no declara rentas percibidas en 2018 aunque aportó 7.962 euros del IRPF.

SENADORES ELECTOS

  • Paloma Sanz (Partido Popular). Senadora en la anterior legislatura, declara 398,11 euros mensuales por trienios como funcionaria de la Junta de Castilla y León y acciones por valor de 4.690 euros.
  • Juan José Sanz Vitorio (Partido Popular). Las retribuciones por su cargo en las Cortes de Castilla y León el año pasado suman 90.671 euros. En cuentas corrientes declara 2.567 euros.
  • Ana Agudíez (PSOE). Su nómina como procuradora de las Cortes en 2018 no llega a los 3.000 euros y declara otros 315,45 euros por trienios de la Diputación de Segovia.
  • Javier Lucía (PSOE). Al alcalde en funciones de Valverde del Majano puede considerársele un ‘pluriempleado’, por cuenta ajena, propia y de administraciones. Por toda esa actividad en 2018 recibió 34.150 euros, aunque ha hecho constar en su declaración de bienes que tiene pendiente de facturación trabajos dentro de su actividad profesional (es arquitecto técnico), así como varias nóminas de su actividad por cuenta ajena.