Lechales y cochinillos se deprecian con fuerza tras disminuir la demanda

La Lonja Agropecuaria de Segovia registró ayer repetición de precios en la mayoría de las categorías ganaderas, salvo en el caso del porcino y el ovino más joven

3

Iniciado el año 2016 en la Lonja de Segovia y con las fechas navideñas como último gran acontecimiento, las repeticiones fueron la tónica general en la mayoría de las cotizaciones.

En porcino hubo repeticiones en el verdeo. Las subidas de países del norte de Europa no influyen mucho en la Lonja de Segovia ya que los pesos han subido en esta época de fiestas. Lo mismo le ocurre al cerdo graso, que hablan de más peso, pero la oferta tampoco es abundante de este tipo de animales. Las cerdas de desvieje, en un mercado equilibrado, repiten precio.

De este modo se termina el año 2015 con una situación comercial difícil de gestionar para el sector ganadero. Saldremos de fiestas con una bolsa importante de ganado retrasado con kilos de más. En enero constataremos que los pesos promedio en canal batirán todos los récords.

El inicio de la operación de estocaje privado decidido por la Comisión de la UE ha sido el día 4 de enero. Se esperaba que muchos operadores —principalmente de Dinamarca y España— se acogieran a la propuesta de congelar piezas desde el primer día. Esta herramienta de sostén al mercado debería mostrar su efectividad y contribuir a afianzar el precio del cerdo en el suelo en que está y —quizá— provocar un ligero rebote. Pero la realidad ha sido la repetición y la estabilidad.

En las últimas semanas el consumo navideño no ha faltado a la cita, sobretodo al norte de la UE. Alemania, director de la orquesta europea, lleva cuatro semanas repitiendo y aporta gran dosis de estabilidad. Para esperar mejores precios hace falta tocar fondo, Muy probablemente ya estamos ahí, aunque nuestro mercado esté ahora mismo bastante más pesado que el alemán.

En el año 2014 los sacrificios aumentaron en España un 5% respecto a 2013, en 2015 un 7% respecto a 2014… La industria de transformación (mataderos y salas de despiece) ha realizado un esfuerzo enorme y casi sobrehumano para exportar y evitar el desastre. Estamos cerca de exportar el 50% de lo que sacrificamos (cerraremos 2015 por encima de un 45%) y cuanto más exportamos más dependemos de los precios que marcan otros países, para competir con los demás países sólo hay una fórmula, ser competitivos y para eso lógicamente tenemos que estar a precios parecidos y competitivos. Es la famosa globalización.

La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de subir los tipos de interés se traducirá en mayor fortaleza del dólar; probablemente nos encaminamos a la paridad euro/dólar. Esta circunstancia nos favorece. En el mundo real de los países terceros competimos con países cuya economía está referenciada al dólar (EEUU, Canadá, Brasil,…). Exportar es la única salida al mercado del cerdo de cebo.

El presidente de la Lonja de Segovia, Carlos González, afirma: “Creo que el precio podría estabilizarse en el actual nivel, para el cebo”.

En el caso de los cochinillos, una vez pasadas las fiestas navideñas, éstos bajan con fuerza. Se trata de una tendencia lógica para estas fechas buscando un precio razonable tras un consumo elevado y con un fuerte descenso de la demanda.

En el caso de los lechones la evolución es favorable a final de año. La oferta es cada día más ajustada y toda ella se coloca con facilidad. Suben los precios en tablilla.

De cara a 2016 existen perspectivas esperanzadoras. En el caso de nuestra región, la vista está puesta en Campofrío, empresa para la que este año será decisivo, ya que tiene previsto abrir su nueva fábrica de cárnicos en noviembre, y con la que tiene planeado sustituir la producción de la planta que se incendió hace más de un año.

Las nuevas instalaciones que se levantarán en Burgos, costarán 225 millones de euros, diez millones más que lo que estimó en un principio y la superficie se incrementará en 18.000 metros cuadrados hasta los 97.000.

Tendrá una capacidad productiva de 100.000 toneladas anuales, casi el doble que la fábrica anterior y, junto a las otras dos plantas de producción y el bloque de oficinas, formará el complejo cárnico más grande de Europa.