Las obras en San Nicolás zanjarán las frecuentes averías y baches de la calle

Los trabajos de reurbanización, que incluyen la Plaza de San Nicolás y las calles San Quirce e Yza Guidelli, comenzarán a principios de verano y se prolongarán seis meses

3

Acabar con las frecuentes averías en la red de aguas y el contínuo deterioro del pavimento, en buena parte de guijarros, es uno de los principales objetivos de la obra de reurbanización integral de la calle San Nicolás y su entorno. Con un presupuesto superior a los 690.000 euros, la obra será una de las más importantes, por su cuantía y dimensiones, que afrontarán las arcas municipales en 2010.

La obra consiste en reurbanizar la calle San Nicolás, la plaza del mismo nombre, la zona trasera de la iglesia y las calles San Quirce e Yza Guidelli; un amplio tramo que dista desde la altura del edificio de la Jefatura Provincial de Tráfico hasta el encuentro con la calle Doctor Velasco.

El proyecto incluye la reposición de las redes de abastecimiento y saneamiento de agua, el alumbrado público, así como la instalación de tuberías de gas, telecomunicaciones y servicios eléctricos. Los trabajos contemplan también la completa renovación del firme, sustituyendo el actual pavimento de emborrillado o guijarros por el adoquín de granito en la calzada. La intervención prevé incorporar losas de granito para construir las aceras, que actualmente no existen en buena parte del tramo incluído en el proyecto. “Actualmente los peatones están casi sin aceras, tienen una línea pintada como acera, se trata de una zona peligrosa”, indicó ayer el concejal de Obras, José Llorente, quien apuntó que la obra “es muy necesaria” tanto por el mal estado del pavimento —el emborrillado obliga a contínuos trabajos de bacheo— como por las frecuentes averías de la red de aguas, con tuberías de fibrocemento de más de 60 años de antigüedad. Las aceras se situarán al mismo nivel de la calzada —no habrá bordillos—, al estilo de otras calles del recinto amurallado reurbanizadas en los últimos años, como el Paseo de San Juan de la Cruz o la calle Colón.

El proyecto, que cuenta con el visto bueno de la Comisión Territorial de Patrimonio, saldrá a licitación a lo largo del primer trimestre del año. Se calcula que las máquinas comiencen a trabajar a principios de verano y que los trabajos, que cuentan con un plazo de ejecución de seis meses, concluyan antes de acabar 2010. Las obras se ejecutarán por tramos, para minimizar los cortes de tráfico y las molestias a los residentes con garajes en la zona.