Las cerchas del Teatro Cervantes se retirarán el 15 de diciembre

El Ayuntamiento alcanza un acuerdo con una empresa del sector de la construcción que llevará a cabo la obra y se quedará a cambio con toda la estructura metálica retirada

14

Ocho años después de que el Tribunal Superior de Justicia dictara la sentencia que en 2006 ordenaba la retirada de las cerchas de la cubierta del demolido Teatro Cervantes, la estructura metálica diseñada inicialmente para soportar el peso de la techumbre del edificio parece tener los días contados. El Ayuntamiento de Segovia procederá el lunes 15 de diciembre a cumplir por fin el mandato judicial y eliminará la compleja estructura de acero a través de una empresa segoviana del sector de la construcción, que a cambio de realizar la obra se quedará como pago todo el material recogido.

La alcaldesa Clara Luquero dio a conocer esta noticia en su comparecencia mensual en La 8 de Castilla y León, y avanzó que en la conferencia de prensa tras la reunión de la Junta de Gobierno de hoy podrá precisar más detalles sobre una obra largamente reclamada por la ciudadanía. En cualquier caso, esta redacción ha podido saber que la fecha marcada para el inicio de las obras se sitúa en el lunes 15 de diciembre, y que llevará aparejada la solicitud de un permiso al Obispado para la instalación de las grúas necesarias para el desplazamiento de las vigas de acero que forman las cerchas.

La solución planteada por el Ayuntamiento recoge la sugerencia planteada por el grupo de Izquierda Unida, cuyo portavoz Luis Peñalosa avanzó a EL ADELANTADO el pasado 19 de noviembre. Como se recordará, Peñalosa explicó entonces que la alcaldesa le recordó que el desmontaje de las cerchas quedará incluido, como condición imprescindible, en el contrato que se pueda firmar en el futuro con la empresa adjudicataria de ejecutar el proyecto de reconstrucción del antiguo teatro.

Este proyecto, ya redactado, y denominado «Espacio Cervantes», financiado en su día por el Ministerio de Vivienda, duerme en un cajón de la sede del Ministerio, después de que el Gobierno de Rajoy, según manifestó el equipo de Gobierno, «paralizara» la licitación de las obras. «La retirada de las cerchas estaba incluído en el proyecto de rehabilitación, aunque como al parecer el Ministerio ha renunciado a hacerlo, pues hay que buscar otra solución», afirmó Peñalosa.

En su momento, Luquero admitió la premura de la sentencia judicial, y manifestó que «acabaremos retirándolas, (las cerchas) pero eso sí, cuando podamos», apuntó, en declaraciones a los periodistas, hace poco más de un mes. Luquero admitió entonces que la estructura supone «una pequeña perturbación en el paisaje del casco histórico», aunque «antes de acometer esta intervención está el atender las necesidades de los barrios de la ciudad, que son muchas, y prioritarias».