Las cámaras proponen un pacto anti-crisis

Las Cámaras de Comercio de la región consideran necesario alcanzar "con la máxima urgencia" un proyecto colectivo nacional para afrontar medidas estructurales que permitan a España salir de la crisis económica, en el que se impliquen los gobiernos central y autonómico, así como los municipios y los agentes sociales.

Esta es una de las propuestas aprobadas hoy por el Consejo Regional de Cámaras de Comercio de Castilla y León en la reunión que han mantenido hoy en Segovia, a la que han asistido representantes de las 14 cámaras de la región, y que se ha dedicado integramente al análisis de la delicada situación que atraviesa la economía española y regional.

En conferencia de prensa, el presidente del Consejo Regional de Cámaras de Comercio, Manuel Vidal ha dado a conocer el documento de 15 puntos aprobado hoy en pleno, en el que se incluyen las propuestas anti-crisis emanadas de esta institución.
Vidal ha asegurado que los indicadores económicos sobre el valor añadido regional previstos para 2009 prevén un descenso del 1,8 por ciento, siendo los sectores industrial y de la construcción quienes soportarán de forma más dura el descenso de la actividad económica.
En el lado contrario, la agricultura y el sector servicios serán quienes sufran en menor medida la desaceleración económica, según ha manifestado Vidal, aunque precisó que el sector agrario “siempre está sometido a valores que no pueden medirse, como son los aspectos meteorológicos”.
Por todo ello, las Cámaras de Comercio de la región reclaman que las administraciones y los agentes sociales lleven a cabo un proyecto colectivo “que permita coaligar a toda la sociedad en favor del interés general de la economía para afrontar las medidas de carácter estructural y coyuntural que ahora necesita el país”, ha explicado Vidal.
De este modo, y como medida más urgente, el documento aprobado por las Camaras resalta la neceisdad de que las entidades finacieras “apoyen la concesión de créditos y el descuento a empresas con proyectos solventes, así como una mejora de las condiciones de refinanciación”.
Además, instan a acometer una reforma del mercado de trabajo a través de la concertación social “que elimine la segmentación existente, permita una mayor relación entre ganancias salariales y productividad y que dote de mayor estabilidad al empleo”.
En este sentido, reclaman una regulación del mercado laboral “que simplifique los procesos laborales tanto de contratación como de sustitución o despido”, así como la promoción de la flexibilidad funcional y geográfica “con incentivos que contribuyan a la movilidad”.
Las cámaras de Castilla y León consideran necesario que las administraciones “garanticen la eficiencia en el uso de recursos públicos”, y para ello proponen la introducción de criterios de gestión privada, así como intensificar la colaboración con las empresas en determinados servicios públicos.
FuenteM.G. 
Compartir