Concentración de la plataforma de víctimas el lunes por la tarde frente al Congreso de los Diputados. / Europa Press
Publicidad

El Congreso ha cerrado esta semana las comparecencias en la comisión que investiga el accidente ferroviario de julio de 2013, cuando un tren Alvia que transitaba por la línea de alta velocidad se salió en la curva de Angrois, a pocos kilómetros de la estación de Santiago de Compostela, y murieron 80 personas, entre ellas un joven segoviano, y otras 144 resultaron heridas. Los últimos en comparecer fueron los exministros de Fomento, José Blanco (actualmente eurodiputado socialista) y la popular Ana Pastor (presidenta de la Cámara Baja).

Desde la plataforma de víctimas, Javier García Municio, padre de Curro, el joven segoviano fallecido en el siniestro, ha asegurado que la sensación que tienen los familiares y afectados “es que fue un lamentable ejercicio de cinismo, pues los exministros parecían, con todos los respetos, los ‘becarios’ del Ministerio de Fomento, pues no se enteraban de nada. Resulta que un proyecto que llevaba años planificado se modifica, se rebaja la seguridad, como ha quedado acreditado, y nadie sabe quién lo modificó”.

García Municio, que pertenece a la Plataforma Víctimas Alvia 04155, señala irregularidades en la comisión, porque los exministros pudieron hablar sin acotación de tiempo, cuando el resto de comparecientes han tenido un límite de cinco minutos. Tanto Blanco como Pastor dispusieron de media hora inicial y en las respuestas a los miembros de la comisión también pudieron disertar durante un total de 90 minutos, por lo que la sesión se alargó más de cuatro horas.

Las víctimas querían tener la última palabra en esta comisión, después de escuchar al resto de personas que han pasado por ella, pero solo se ha permitido que lo hagan a puerta cerrada. “Ni luz, ni taquígrafos, ni cámaras, porque no quieren que la gente conozca las verdaderas causas y todo lo que se ocultó”, afirma este padre segoviano que habla del ‘pacto de la curva’ entre PP y PSOE, haciendo suyo el término utilizado en algún medio de comunicación.

La conclusión, añade, “es que han pasado cosas muy extrañas en esta comisión y algún técnico y alto cargo de Fomento han señalado que hay miedo a hablar y de que se sepan realmente todas las causas del accidente”.

Como víctima, asegura que “es terrible tenernos que ir a Europa, estar silenciados y pasar el calvario que estamos pasando cuando lo único que queremos es que se sepan todas las causas y se asuman responsabilidades”.

LA CIFRA

7

Son los meses que han trascurrido desde que se iniciara la comisión que ha investigado el siniestro. Tras las comparecencias de los exministros de Fomento José Blanco y Ana Pastor, los diferentes grupos deben redactar unas conclusiones.

García Municio afirma que “evidentemente, nosotros no acusamos ni a Ana Pastor ni a José Blanco de un homicidio imprudente, por supuesto, eso lo tendría que decir un juez, pero sí de ocultar su responsabilidad en la tragedia”, una responsabilidad política que no han asumido, según la Plataforma.

Su presidente, Jesús Domínguez, ha expresado su temor a que PP y PSOE acaben pactando en el Congreso para no señalar a los exministros Blanco y Pastor como responsables políticos del accidente. Así lo dijo durante la concentración que protagonizaron el lunes —medio centenar de víctimas— frente a las puertas del Congreso, donde iban a comparecer ambos, según ha informado Europa Press.

En el caso de Blanco, le achacan la responsabilidad de haber “vendido” a los ciudadanos que la Alta Velocidad había llegado a Galicia con “la máxima seguridad”, cuando “80 muertos demuestran que esto era mentira”; y en lo le relativo a Pastor, le reprochan que prometió en el Congreso que haría una investigación “independiente” y que se colaboraría con la justicia, cuando los autos de los jueces y un informe “demoledor” de la UE evidencian que nada de eso se hizo.

Unión Europea

“Desgraciadamente nuestra lucha está en Europa porque aquí hay muchos intereses y el PP y el PSOE no quieren que se sepa realmente lo que ocurrió”, indica García Municio, que recuerda que la Plataforma ha conseguido ser escuchada en el Parlamento Europeo y en la Comisión Europea. Fue la Agencia Ferroviaria Europea (ERA) la que “desmontó la verdad oficial” y señaló que la comisión española que investigó el accidente, la CIAF, no era independiente porque depende del Ministerio de Fomento.

Domínguez, por su parte, destaca que recientemente la Comisión ha abierto un nuevo procedimiento de infracción a España por el incumplimiento de la normativa de seguridad ferroviaria cuando estos exministros de Fomento eran los máximos responsables de aplicar las directivas de la Unión Europea.