06-1-Cristina-Liras-madre-joven-muerto-accidente-Alvia-Santiago
Cristina Liras compareció en la comisión de investigación del Congreso. / E. A.
Publicidad

Arranca la Comisión de Investigación sobre el accidente ferroviario ocurrido en Santiago el 24 de julio de 2013 en el Congreso de los Diputados y lo hace con la participación de Cristina Liras, la madre del joven segoviano de 27 años que falleció en ese tren que descarriló en una curva que, como recordó el presidente de la Plataforma Víctimas Alvia 04155, Jesús Domínguez, no contaba con las medidas de seguridad exigidas.

Ese 24 de julio perdieron la vida 80 personas y más de 140 resultaron heridas. Casi cinco años después, un lustro en el que ha habido mucho tesón y esfuerzo de las víctimas (heridos y familiares de los fallecidos), el Congreso, la casa de todos, ha escuchado las voces de Jesús y de Cristina, el primero en su papel de representación de un colectivo dolido que sólo busca conocer la verdad, sin revanchismos pero reclamando la asunción de responsabilidades políticas y que se pida perdón.

Por su parte, Cristina Liras acercó el lado más humano de las víctimas a los parlamentarios, también a los del PP y los del PSOE, que siguen a la defensiva. Decía después Javier García Municio, marido de Cristina y uno de los portavoces de la Plataforma de víctimas, que había salido con una sensación agridulce, aunque muy orgulloso de las intervenciones de los suyos.

Un ejemplo de la actitud de los dos principales partidos es que el portavoz del PP en la comisión ni siquiera cree en ella. Rechazó hacer preguntas a Domínguez y a Liras y, en su lugar, pidió un trabajo “objetivo” y un dictamen de “consenso y serio”. “No queremos un trabajo trivial, no es un asunto fácil, es de gran complejidad”, señaló el diputado popular, según recoge Europa Press.

Asimismo, afirmó que la verdad sobre el accidente se obtendrá en los tribunales, apuntando que en los juzgados sí “hay un rigor, un método y una independencia” que entiende que la comisión no está en condiciones de poder ofrecer.

En su réplica, Domínguez tachó de “infantil” el argumento del PP de aludir a la complejidad del siniestro para no depurar responsabilidades.

El presidente de la Plataforma puso sobre la mesa cuatro de los puntos oscuros que existen en torno a este mal llamado accidente, ya que las víctimas apuntan a un conjunto de negligencias como el cambio del proyecto cuando era ministro de Fomento el socialista José Blanco, la eliminación del sistema de seguridad RTMS en la etapa de ministra de Ana Pastor, actual presidenta del Congreso, que la advertencia del jefe de maquinistas sobre la peligrosidad de la curva antes de que ocurriera el siniestro cayera en saco roto, o la inexistencia de una evaluación de riesgos por parte de Adif, tal y como exige la normativa.

Por si fuera poco, Domínguez considera “una humillación” que los altos cargos que tuvieron alguna responsabilidad en la puesta en marcha y en la gestión de la línea hasta que ocurrió este suceso “hayan sido premiados con ascensos”.

Cristina Liras habló “desde el dolor y la infinita tristeza pero también desde la rabia y la indignación”, convencida de que “esta catástrofe podía haberse evitado si se hubiera puesto un mínimo de diligencia”.

Contó su desgarradora experiencia como madre y cómo familiares, heridos fueron descubriendo mentiras, ocultaciones o medias verdades de políticos y altos cargos de Adif y Renfe. “Si hubiera habido una baliza de 800 euros yo tendría a mi hijo conmigo”, aseguró en referencia a la señalización de la curva.

No olvidó el trato frío, cuando no vejatorio, recibido de personalidades como el exministro Rafael Catalá, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, o la diputada del PP Beatriz Escudero en la televisión local de Segovia.

“Se han roto tantos sueños y vidas inocentes de muchos ciudadanos que se montaron en un tren bomba habiendo comprado un billete de transporte público, y su obligación era llevarles sanos y salvos a su destino”, dijo, al tiempo que cuestionó si es que para ellos eran más importantes las cifras y el prestigio de la alta velocidad ferroviaria en España que las vidas de las personas. “¿Qué valor dan ustedes a la vida de las personas?”, preguntó.

Mientras tanto, el ministro José Luis Ábalos daba otra “patada” a las víctimas, que solicitaron reunirse con él desde su nombramiento, sin respuesta hasta ayer, justo cuando el dirigente del PSOE iba a encontrarse con la comisaria europea Violeta Bulc, que quiere una nueva investigación. Las víctimas se enteraron por la prensa de que finalmente va a tener a bien recibirles.

Peticiones

Liras, vocal de la Plataforma de víctimas, se dirigió al final de su intervención a los integrantes de la comisión de investigación para pedirles que concedieran una réplica a las víctimas cunado dentro de varios meses concluyan las comparecencias. “Es lo mínimo que merecemos”, dijo.

También reclamó que se proyecte en este órgano de la Cámara baja el documental ‘FRANKENSTEIN-04155’, que, con testimonios de familiares, técnicos y documentos, muestra los pasos que debería dar una auténtica investigación sobre lo ocurrido esa víspera de la festividad de Santiago Apóstol de 2013.