Un agente de la Policía Local, durante una ronda por la ciudad. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La Junta de Gobierno Local nombró ayer como nuevos agentes de la Policía Local de Segovia a los dos opositores que recurrieron en el último proceso selectivo su suspensión en el test psicológico —cabe recordar que, en cumplimiento de una sentencia, el Ayuntamiento tuvo que repetir las pruebas y finalmente fueron declarados aptos—. Ambos tomarán posesión de su cargo a lo largo de este mes, dijo la alcaldesa, Clara Luquero.

Además, apuntó que hay otras seis personas que, “una vez terminado el proceso selectivo, van a comenzar ahora la formación [como policías locales] y estarían en disposición de incorporarse en prácticas en torno al mes de julio”.

También en este sentido, anunció Luquero que “van a salir a concurso a continuación otras 13 o 14 plazas para compensar las jubilaciones anticipadas”. Estas, añadió, serán convocadas “todas en bloque, así ganamos tiempo, ya que ahora se permite que salgan antes de que se vayan los que han pedido la jubilación anticipada, y vamos trabajando en paralelo”. Luquero no quiso aventurar los plazos en los que podrían cubrirse estas jubilaciones anticipadas, ya que el proceso administrativo de convocatoria de las oposiciones, la formación de los elegidos, etcétera, es largo.

Por último, señaló que se ha aprobado también un convenio entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Segovia para la realización de acciones conjuntas que impulsen la incorporación al mundo laboral del personal militar de las Fuerzas Armadas. “Se trata de un convenio que está en vigor desde el año 2006, cuyo objetivo es establecer una reserva de plazas, que no supere en ningún caso del 20 por ciento, en las convocatorias de acceso a Policía Local para militares de tropa y de marinería con más de cinco años de servicio”, explicó Luquero.