Puerta principal del Hotel Victoria, en la Plaza Mayor / Kamarero
Publicidad

La Junta de Gobierno municipal aceptó ayer la delegación de la atribución del pleno del Ayuntamiento para resolver las alegaciones presentadas por la propiedad del inmueble del antiguo Hotel Victoria de la Plaza Mayor, a propósito de los plazos otorgados por el pleno para la intervención en el edificio.

Hay que recordar que el Consistorio de la capital suspendió el procedimiento de venta forzosa que había impuesto sobre el inmueble por su mal estado tras llegar a un acuerdo con la propiedad, el cual quedó reflejado en el pleno del 22 de junio de 2018 y por el que los dueños se comprometían a iniciar las obras en 13 meses.

Ahora, el equipo de Gobierno municipal aprueba parte de las alegaciones realizadas y establece un plazo general para iniciar la ejecución de la intervención, sin especificar los tiempos en los que deben desarrollarse los aspectos técnicos.

Así, la propiedad del inmueble tendrá un máximo de dos meses para solicitar la licencia urbanística; un mes para presentar el Plan de Ejecución tras haber obtenido la licencia; y un mes más para iniciar los trabajos en el edificio.