Estado actual del primer tramo de la calle Ezequiel González. / Kamarero
Publicidad

Los trabajos para renovación del colector de la red de saneamiento en el paseo de Ezequiel González se reanudarán previsiblemente a finales de este mes de junio. La obra, paralizada desde hace semanas, ha venido sufriendo contratiempos que han provocado que se hayan ampliado sensiblemente los plazos de ejecución y que obligan ahora al Ayuntamiento a modificar incluso el contrato de la intervención.

Y es que los socavones encontrados en la parte baja de la calle, en los que se ha tenido que intervenir de manera intensa para evitar su reaparición, hacen prever a los técnicos y responsables municipales una situación similar en la parte alta del paseo, a la altura de la estación de autobuses. Por este motivo, y dar así respuesta a la nueva realidad del terreno, el Consistorio ha tenido que paralizar la obra e iniciar el modificado del proyecto base de la intervención.

Hay que recordar que el proyecto inicial, cuyas obras comenzaron el 5 de marzo y estaba previsto que concluyesen en el plazo de un mes, contemplaban la renovación del colector y el saneo de todas las zonas que habían sufrido hundimientos en los últimos años por un presupuesto de 90.195 euros. Una partida que se ha quedado ya pequeña y que deberá aumentarse en unos 27.000 euros para asegurar la eficacia de los trabajos.

«Se ampliará el contrato porque hemos gastado más de lo previsto al encontrarnos con esa situación; sabíamos que la parte baja estaba en malas condiciones, pero al final ha sido más de lo que estimábamos y hemos tenido que hacer más obra, con otros materiales y rellenar el terreno con piedras y cemento. No pensaba que se nos iba a complicar tanto, pero las obras no son matemáticas y hay que ajustar y resolver a lo que va sucediendo para hacerlo todo bien y evitar que en el día de mañana se pueda producir un hundimiento», explica la concejala de Obras Paloma Maroto.

Así, una vez finalice la modificación del proyecto, tendrá que pasar por la Junta de Gobierno para su aprobación y realizar un nuevo contrato con la misma empresa adjudicataria. Unos pasos previos a la reanudación de la obra que, según estima la Concejalía, podrían concluir a lo largo de la última semana de este mes.

Después, el tiempo para la finalización de la intervención «dependerá de lo que se vaya encontrando», asegura Maroto sin fijar una fecha definitiva tras los problemas encontrados durante la primera fase de la obra. Una obra en la que la Junta de Castilla y León,titular de la vía, deberá hacerse cargo del asfaltado final a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.