7_1-comedor-La-Lastrilla
Cocina de un comedor escolar de la provincia de Segovia. / KAMARERO
Publicidad

Segovia, junto con Ávila y Zamora, es una de las provincias de Castilla y León que mejor valoran el servicio de comedor escolar en una encuesta realizada por la Consejería de Educación. Las familias segovianas otorgan una nota media de 8,1 a la prestación que a diario utilizan unos 4.300 niños en la red provincial de centros educativos. Esta puntuación se sitúa por encima de la evaluación global de las nueve provincias que se queda en 7,9, según la consulta correspondiente a los primeros meses del curso 2017/2018.
La característica del servicio mejor valorada por los segovianos es la limpieza de los platos y el menaje del servicio (9 a la empresa Aramark y un 9,4 a Serunión), seguida del tiempo dedicado a la comida (9,2 Aramark-8,9 Serunión). Las notas más bajas se concentran en el apartado Aceptación de los diversos grupos de alimentos que forman los menús, donde se detecta que lo que menos gusta a padres y niños son los precocinados, el pescado, las verduras y las hortalizas.

La Junta de Castilla y León destaca en un informe difundido ayer que los resultados de la primera encuesta del curso 2017-2018 sobre la satisfacción de las familias respecto al servicio de comedor escolar que ofrece la Consejería de Educación “han sido muy positivos, alcanzando una valoración de notable -con una nota media de 7,9 superando el 7,85 de la encuesta del curso pasado correspondiente al mismo periodo. Estos datos de incremento de la satisfacción cada curso escolar “cobran especial importancia” si se tiene en consideración el incremento de participación en la consulta, al tiempo que reafirman que la senda de mejora emprendida por la Consejería está dando sus frutos, señala la Administración.

Atención a los escolares

La Consejería de Educación ha prestado especial interés en la contestación a las preguntas relacionadas con la atención de los escolares, ya que uno de los objetivos primordiales del servicio de comedor es el adecuado cuidado de los alumnos, siendo conscientes de la responsabilidad y dificultad que a veces entraña este cometido. La valoración en estos aspectos es altamente satisfactoria. En relación a la atención de los niños en referencia a hábitos saludables —ayuda para comer, motivación y educación en hábitos saludables—, la puntuación es de 7,5. Finalmente, los progenitores califican con un 8,2 que los menús servidos en el comedor son saludables y equilibrados.

Otro aspecto importante a considerar es la percepción de los propios escolares usuarios del servicio, ya que no solo se trata de servir comida sana y equilibrada sino que se trabaja en aumentar la aceptación de los niños bajo la que subyace una educación en hábitos saludables. Se les pregunta si les gustan o no los platos servidos, a lo que como es de esperar, un 44 % de los encuestados responden que “unos platos me gustan y otros no”. Es de destacar que un 45 % de los niños indican que les gustan todos o la mayoría de los platos frente a un 11 % a los que no les gustan los platos servidos.

Encuesta

La Junta considera que el comedor escolar es un importante instrumento de conciliación de la vida familiar, laboral y escolar. Es, además, un servicio que favorece la compensación de posibles carencias socioeconómicas y, por ello, es garante de la escolarización en condiciones de igualdad gracias al sistema de ayudas implantado por la Consejería de Educación. Prueba de ello son los casi 35.000 escolares que cada día hacen uso de este servicio.
Dentro del mencionado Plan Global de Mejora de Comedores Escolares y con el objetivo de conocer la opinión de los usuarios, la Consejería de Educación realiza periódicamente consultas.

Se trata de encuestas anónimas disponibles para todas las familias usuarias del comedor escolar y que se realizan dos veces por curso: una al finalizar el primer trimestre y otra al terminar el curso escolar, cuyo objeto es conocer la valoración del servicio a lo largo del mismo.
La encuesta de inicio de curso 2017-2018 ha estado disponible del 12 al 22 de enero para las familias de todos los usuarios de este servicio, habituales o esporádicos, ya que es importante recoger todas las impresiones posibles.

En total se han cumplimentado 5.507 encuestas correspondientes a más de 340 centros educativos, perteneciendo a 7.642 comensales usuarios del servicio, ya que hay familias con más de un hijo en el comedor. De ellas, casi 4.000 se han cumplimentado a través de la aplicación de comedores escolares, 1.445 en papel y 69 a través del servicio de atención al ciudadano 012. Estos datos reflejan una participación que supera el 22 %. Las familias segovianas han rellenado 565 encuestas que hacen referencia a 782 comensales.