El consejero de Educación durante su visita al instituto Andrés Laguna. / EL ADELANTADO
Publicidad

Las familias podrán solicitar plaza en el centro docente que elijan para que estudien sus hijos el próximo curso 2019/2020, entre el día 21 de marzo y el 8 de abril. La Dirección General de Política Educativa ha publicado el pasado viernes, 8 de febrero, la resolución por la que se concreta el proceso de admisión del alumnado de las enseñanzas de segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y programas de formación para la transición a la vida adulta.

El consejero de Educación, Fernando Rey, aseguró ayer que “los padres van a acertar” si eligen “cualquier centro de Castilla y León, sea público o concertado”. La “filosofía” de Fernando Rey no enfrenta ambos modelos. “Yo no opongo pública y concertada, sino que las entiendo complementarias” manifestó durante la visita que realizó por tres centros educativos de Segovia.

Una vez más, el consejero de Castilla y León se mostró “muy orgulloso” porque los resultados de la calidad de la escuela pública en esta Comunidad “son los más altos del país”. Fernando Rey matizó que en algunos parámetros del informe PISA sacan mejor nota “los alumnos de la pública que los de la concertada”.

Descenso paulatino

Respecto a la planificación que la Consejería está haciendo para el próximo curso, en el que según ha anunciado él ya no estará al frente del departamento de Educación, Fernando Rey dejó ver que habrá un ajuste de recursos provocado por la pérdida de población. Rey indicó que si van disminuyendo los alumnos habrá “menos unidades” y “menos plazas de profesores” pero, a la vez, se amplían las plazas de profesores orientadores, apoyo a la diversidad, pedagogía terapéutica así como de audición y lenguaje. “Lo que vamos perdiendo en cantidad lo vamos ganando en calidad” dijo el consejero precisando que si bien hay “una tendencia descendente” en cuanto a población y unidades escolares esta se mueve de forma “paulatina” y no espera que haya cambios cualitativamente llamativos el próximo curso.