Estado en el que quedó el turismo tras impactar con el camión en el acceso a Prado Vega, en Cuéllar. Este accidente le ha costado la vida a dos personas. / CHANTAL NÚÑEZ
Publicidad

Durante el año 2018 se produjeron 1.072 accidentes mortales en vías interurbanas, en los que fallecieron 1.180 personas y otras 4.515 resultaron heridas y tuvieron que ser hospitalizadas, lo que supone un descenso en el número de fallecidos y heridos graves del -1,5% y -7,6%, respectivamente, y un aumento del 0,7 por ciento en el número de accidentes mortales, según el balance de accidentalidad vial 2018 presentado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Por lo que respecta a Castilla y León, fueron 125 los fallecidos en las carreteras durante el último año, lo que supone tres víctimas más que en 2017, con un incremento relativo del 2,5 por ciento.

También en Segovia se contabilizaron dos fallecidos más en 2018 de los que se registraron en 2017, alcanzando los doce muertos tras un accidente de tráfico, cifra que se elevó considerablemente a finales de año, ya que en noviembre y diciembre tuvieron lugar tres siniestros mortales con cinco fallecidos.

El 15 de noviembre, Cuéllar se despertó con la noticia de un terrible accidente: un turismo acababa de colisionar con un camión en el acceso a Prado Vega. Los ocupantes del coche se dirigían a un curso de formación en el que estaban participando. El conductor, F. L., cuellarano de 41 años, falleció en el momento; y el copiloto, R.G., de 34 años y también vecino de la villa, murió el 30 de noviembre debido a la gravedad de las lesiones que le ocasionó el accidente, tras quince días luchando por su vida en el Hospital Clínico de Valladolid.

El 2 de diciembre, dos varones de 26 y 43 años murieron tras un accidente de circulación registrado en la carretera N-110, en el término de Torre Val de San Pedro, tras el choque frontal de los dos turismos que conducían. Uno de los dos coches implicados en el accidente, además, había sido sustraído horas antes en la localidad de Matabuena, próxima al término municipal en el que ocurrió el suceso.

La víctima más pequeña tenía solo 6 años y la más mayor, 90 años

Y el 30 de diciembre perdió la vida el joven J. P. V. M., de 36 años de edad, tras estar ingresado desde el día 5, a consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido en el Real Sitio de San Ildefonso. El suceso tuvo lugar poco antes de la cinco de la tarde del sábado 5 de diciembre, en el kilómetro 8 de la carretera CL-601, en el término municipal del Real Sitio, cuando la moto que conducía el joven colisionó con un turismo.

Herido de gravedad —quedó tendido inconsciente en la calzada tras el choque—, fue trasladado en un primer momento en UVI móvil al Complejo Asistencial de la ciudad de Segovia. A las pocas horas, le llevaron al Hospital Río Hortega de Valladolid, donde estuvo ingresado varios días, aunque finalmente falleció.

Pero los accidentes de tráfico mortales llegaron pronto el año pasado, en concreto el día 5 de enero, cuando una mujer de 47 años perdió la vida y un varón de 52 años resultó herido en un accidente múltiple en Cerezo de Abajo, en el que se vieron implicados cuatro coches y una furgoneta. El siniestro tuvo lugar en la A-1.

No se registraron más incidentes mortales hasta el mes de abril en las carreteras segovianas. Pero el 8 de abril, debido a una fuerte granizada, tuvo lugar una colisión múltiple en la AP-6 sentido La Coruña, a la altura de Navas de San Antonio, que se saldó con una mujer de 67 años fallecida y 21 personas heridas de diversa consideración, que fueron trasladadas a los hospitales de Segovia y Ávila.

Ya el 31 de julio, un niño de seis años perdió la vida en un accidente de tráfico registrado en la A-1, a la altura del término municipal de Fresno de la Fuente. En el siniestro también sufrieron heridas de diversa consideración una mujer y un varón, padres del pequeño fallecido. Los tres, vecinos de Aranda de Duero, viajaban en el mismo vehículo y volvían de sus vacaciones estivales.

En 2017 fueron diez los fallecidos en accidente de tráfico en la provincia, dos menos que en 2018

Apenas unos días después, el 11 de agosto, una mujer de 90 años falleció como consecuencia de un accidente de tráfico registrado en la carretera provincial SG-P-6121, a la entrada de la localidad de Torrecaballeros, cerca de las dos de la tarde.

El accidente —que fue grabado por los ocupantes del turismo que viajaba detrás— se produjo cuando un turismo invadió el carril contrario, chocando frontalmente con otro vehículo que circulaba en el sentido opuesto.
Como resultado, cuatro personas acabaron heridas, dos mujeres de 48 y 90 años y dos hombres de 46 y 56 años. Los Bomberos de Segovia también tuvieron que intervenir en el accidente, ayudando a un ocupante de uno de los vehículos a salir del mismo, ya que se encontraba atrapado.

El personal de Sacyl que se desplazó al lugar del siniestro atendió a los cuatro heridos, que fueron trasladados posteriormente al Complejo Asistencial de Segovia en ambulancia de soporte vital básico y UVI móvil, con heridas de diversa consideración. Ya en el hospital, la mujer de 90 años falleció como consecuencia de las heridas causadas en el impacto.

Terminaba el verano con un nuevo siniestro en las carreteras. En concreto, el 23 de septiembre se registraba el quinto accidente mortal en las carreteras segovianas, que le costó la vida a un varón de 55 años. El suceso tuvo lugar a las seis y cuarto de la tarde, en la carretera SG-112, donde una furgoneta se salió de la vía y terminó volcando. El hombre que conducía el vehículo falleció a consecuencia del impacto.

Y en octubre se registraron otros dos siniestros mortales. El primero de ellos, el día 20, cuando un varón de 32 años falleció y otros dos resultaron heridos tras el impacto del vehículo en el que viajaban contra el pretil de un puente en la SG-241, en la salida de Sacramenia, dirección Valtiendas.

El accidente se produjo minutos antes de las 23.33 horas del sábado 20 de octubre y, en el lugar de los hechos, el personal de Sacyl solo pudo confirmar el fallecimiento de un varón de 32 años. Asimismo, atendió a otras dos personas, un hombre de 47 años que fue trasladado al Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero; y un varón de 26 años que fue evacuado en ambulancia soporte vital básico, acompañado por el equipo médico de Sacramenia.

El segundo accidente mortal de octubre tuvo lugar el día 22, en el término municipal de Carabias. Un hombre de 79 años falleció y una mujer de 73 años resultó herida como consecuencia de la salida de vía de un turismo con vuelco posterior, en la V-9161, a 500 metros de la localidad de Carabias.