El presidente y la diputada, junto a la componente del Sombrero de la Memoria, en la presentación. / KAMARERO
El presidente y la diputada, junto a la componente del Sombrero de la Memoria, en la presentación. / KAMARERO
Publicidad

‘El teletransporte ya existe, se llama literatura’. Haciendo hincapié en esta frase escrita en el cartel de la decimoquinta Campaña de Animación a la Lectura del Centro Coordinador de Bibliotecas se daban a conocer ayer en el salón del Trono de la Diputación de Segovia las actividades que, desde el 25 marzo y hasta el 14 diciembre —interrumpiéndose durante el verano—, tratarán de transportar a los más pequeños de la provincia a esos mundos mágicos que sólo existen en la literatura y que sólo se crean a partir de las palabras.

Como en anteriores ediciones, 19 bibliotecas de la provincia ejercerán de centros de teletransporte y, como en anteriores ediciones, gran parte de la tripulación repetirá comandando los viajes; eso sí, estas aventuras tendrán poco que ver con las de campañas anteriores, ya que si algo caracteriza a este programa es la capacidad que los grupos participantes tienen para reinventar el modo de trasladar a los más pequeños la fascinación por la literatura.

De este modo, tal y como anunció el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, serán siete los grupos que desarrollen un total de 125 talleres a lo largo y ancho de la provincia. “Entre las misiones de estas bibliotecas está la de fomentar la lectura entre los habitantes de los municipios; y cuando estos vecinos son niños, eso sólo se puede conseguir de un modo dinámico, didáctico y divertido”, señaló Vázquez, a quien acompañó en la comparecencia ante los medios la diputada de Cultura y Juventud, Sara Dueñas.

A su lado también, Raquel Rubio, componente del Sombrero de la Memoria, uno de los grupos que tratará de cumplir esa misión, junto a Oletui, Saltatium, Elia Tralará, Olí Olé, María Moreno García y Almondróguez, explicó las diferentes propuestas con las que estas formaciones intentarán conseguir que los niños se interesen por la lectura, la escritura o la narración oral, llevando siempre por bandera la creatividad y la imaginación.

Entre estas propuestas, el presidente comenzó por presentar la de su compañera de mesa y señaló que con ‘Saboreando los cuentos en la biblioteca’, el grupo Sombrero de la Memoria tratará de sacar partido a los espacios comunes y potenciar la inteligencia emocional a través de un cuentacuentos con música, marionetas y disfraces.

También emplearán la narración oral y el teatro Saltatium y Olí Olé; los primeros, haciendo uso de un puñado de botellas, cucharas y otros utensilios de cocina para dar sentido al divertido título ‘Magallanes da sopapos como panes: una vuelta al mundo en cinco botellas y unas cucharas’, mientras que los segundos proponen un espectáculo interactivo de tradición oral con música, instrumentos y teatro.

Por otro lado, Oletui desarrollará un taller de lectura titulado ‘Proyectar en imágenes’, que pretende potenciar en el niño el uso creativo del lenguaje e incitarle a descubrir su infinito potencial imaginativo; algo que también tratará de lograr María Moreno García a través del lettering, una técnica consistente en dibujar letras de forma manual y creativa, frente a la formalidad de la tipografía y la caligrafía.

El dibujo y la ilustración serán también las armas que utilice Almondróguez para acercar la lectura a los niños, mientras que, por último, Elia Tralará pondrá la letra social a estas actividades, abarcando el tema de la igualdad de género mediante una serie de historias tituladas ‘Nadie como tú’, en las que la música también estará presente por medio de los sonidos del ukelele.

Como la Campaña de Animación a la Lectura siempre trata de buscar métodos novedosos que capten la atención de los niños para acompañarles en ese viaje a las letras, el presidente de la Diputación destacó también la creatividad empleada por Marina Jiménez Pila, estudiante de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Segovia Casa de los Picos, en el diseño de esta nueva campaña. Y es que, como metáfora de las distintas dimensiones que se pueden alcanzar a través de la lectura, la diseñadora ha creado un cartel promocional que puede verse en tres dimensiones, por lo que el material de promoción de la campaña va acompañado de gafas 3-D. La Diputación destina a esta XV Campaña de Animación a la Lectura 23.307 euros, de los cuales la mayoría se destina a sufragar las actuaciones previstas.