Luquero entregó el mando a las alcaldesas de Zamarramala./EL ADELANTADO
Publicidad

Las Alcaldesas de Zamarramala ya tienen mando. Su homóloga Clara Luquero, cedió ayer sus atribuciones a Elisabet y Débora Velasco Otero a través del bastón que las acredita como regidoras virtuales de la ciudad hasta el próximo domingo, en el que las aguederas de Zamarramala honrarán a su patrona en el ‘día grande’ de una fiesta que el pueblo hoy barrio de Segovia viene celebrando desde hace casi 800 años.

En el primer ‘tour de force’ de las representantes de las mujeres de Zamarramala, las alcaldesas cumplieron ayer con la tradición de visitar las instituciones para dar cuenta de la fiesta e invitar a su participación. Para ello, lucieron el traje ‘de avisar’ que volverán a vestir el próximo sábado para llevar a cabo una tarea similar esta vez en su pueblo, y comenzaron su periplo acompañadas por el cura párroco Juan Santos Cuesta y sus esposos en la Sala Blanca del Ayuntamiento, donde fueron cumplimentadas por la alcaldesa Clara Luquero y el concejal de Servicios Sociales Andrés Torquemada.

Con cierto nerviosismo fruto de la emoción, Elisabet y Débora recibieron el bastón de mando y expresaron su voluntad de ejercerlo para reivindicar no sólo el valor de las mujeres, sino el esfuerzo social para conseguir la igualdad efectiva con los hombres. Tampoco quisieron olvidar  su condición de zamarriegas, y pidieron a su homóloga  “un poco más de cuidado” para las calles del barrio y la instalación de algunos badenes para limitar la velocidad de los vehículos.

Antes de la entrega de las varas, la alcaldesa y la presidenta del Concejo de Aguederas María Jesús Pascual firmaron el documento que recoge la aportación económica del Ayuntamiento a la fiesta, que contempla una subvención de 3.000 euros a tal fin.

Las alcaldesas zamarriegas iniciaron en el Ayuntamiento un periplo institucional que les llevó hasta la Diputación Provincial, donde su presidente Francisco Vázquez las recibió en su despacho y les hizo entrega de una escultura de bronce de Juan Pablo Herrero con la efigie de una alcaldesa con la montera puesta, así como del libro ‘Indumentaria tradicional’ de Carlos Porro, editado por el Instituto de la Cultura Tradicional.

En la Delegación Territorial de la Junta fueron recibidas por el secretario territorial César Gómez, que agradeció la invitación en nombre del delegado territorial Javier López-Escobar, que no pudo estar presente por motivos personales, y les deseó éxito en el desarrollo de la fiesta.

La subdelegada del Gobierno Lirio Martín  también recibió la visita de las alcaldesas, y confirmó su asistencia a los actos del próximo domingo; y el recorrido institucional concluyó en la sede de la Academia de Artillería, donde el teniente de Alcaide del Patronato del Alcazar, teniente coronel Ángel Manuel Borao ejerció como anfitrión en nombre de esta institución.