10_1nerea-lactancia+
Raquel Rubio derrochó simpatía y carisma, con su vestimenta y singular sombrero, junto con la magia de la música del acordeón. /NEREA LLORENTE
Publicidad

La lactancia materna es una asignatura pendiente en los planes de estudios de los profesionales sanitarios. Como mucho ocupa unos pocos folios en los apuntes de las carreras de enfermeras y médicos, según manifestaron ayer representantes de la Liga de la Leche y de la sección de Promoción de la Salud de la Junta, —precisamente una médica y una enfermera—, en la fiesta de la Semana de la Lactancia Materna celebrada en la Plaza de San Martín.

Las portavoces de ambas entidades abogan por impulsar la formación para ayudar a las madres a amamantar a sus hijos, defendiendo que esta práctica natural es un derecho del niño y un reto de salud pública.

Para ir sorteando esta carencia la Liga de Leche y el Servicio Territorial de la Junta, que mantienen una estrecha colaboración, desarrollan acciones formativas, informativas y divulgativas como las incluidas en la programación de la Semana de la Lactancia Materna que comenzó el día 1 continúa los días 15 y 29 de octubre.

Mercedes Miranda Castaño, matrona del centro de salud Segovia III y Raquel López Casado, monitora acreditada de la Liga de la Leche, acudirán esos dos lunes al instituto Ezequiel González a impartir unas clases prácticas a los alumnos de los ciclos de FP de Auxiliares de Cuidados de Enfermería y de Farmacia. Abordarán cuestiones de fisiología y prácticas de posiciones para que estos futuros sanitarios puedan ayudar en el agarre del niño al pecho y a desterrar muchas de las incompatibilidades que “dicen que hay para amamantar ya que realmente no son tantas”, comenta Raquel López.

Por el momento la principal fórmula de apoyo es la comunicación “madre a madre” que propicia la Liga de Leche implantada en Segovia desde el año 2008, y los grupos de ayuda a la lactancia que trabajan en la ciudad desde hace 20 años. Para difundir su labor y ofrecer su colaboración a las familias salieron ayer a la plaza de San Martín. Allí instalaron una mesa informativa y se estableció una fluida conversación en la que, por ejemplo, se comentaba que durante la mayor parte de la historia de la humanidad, el 99,9% de la historia, las madres han alimentado a sus niños de forma normal y natural: amamantando. Mientras los adultos conversaban e intercambiaban información, los niños participaban en unos talleres de cuentacuentos y animación a cargo de Raquel Rubio y su ‘Sombrero de la memoria.