La policía municipal aumentará su presencia en las calles y hará controles de alcoholemia el día 1

La AIHS ha solicitado permiso para que los locales de copas puedan abrir hasta más tarde la última noche de 2013.

0

La Policía Local de Segovia incrementará un 50 por ciento, en relación con un sábado normal, su presencia en las calles de la ciudad durante la Nochevieja, según ha informado la concejala de Tráfico, Movilidad y Seguridad Ciudadana, María José de Andrés, quien también advirtió del establecimiento de controles de alcoholemia durante la madrugada del 1 de enero.

El número total de efectivos no se fijará hasta hoy lunes pero el dispositivo especial tendrá carácter preventivo, como en años anteriores, y uno de los objetivos es la prevención de accidentes de tráfico y altercados, así como atender las posibles denuncias que pueden producirse por exceso de ruido o fiestas privadas de carácter ilegal.

De Andrés explicó, sin embargo, que si se cumplen las previsiones, en relación con lo sucedido en los últimos años, la presencia de vehículos en las calles no será muy alta, ya que aquellos que piensan beber se organizan de otra forma para evitar coger el coche —por ejemplo utilizando el autobús búho—. El tráfico será más intenso ya entrada la mañana del día 1 que durante la noche del 31, señala.

La concejala también apunta a que en la última noche del año es casi inevitable que los segovianos beban en la calle, aunque dependerá de la climatología, pero lo harán a la puerta de bares o restaurantes, en ocasiones aprovechando que salen a fumar un cigarro.

Poco probable es que durante esa noche se produzcan grandes fiestas de botellón en lugares de la ciudad, dice, ya que se trata de un día especial que los jóvenes que salen prefieren celebrar en locales cerrados y preparados para la fiesta, según la responsable de Seguridad Ciudadana.

El presidente de la Agrupación Industrial Hosteleros Segovianos (AIHS), Julián Duque, ha confirmado, por su parte, que han solicitado permiso para que los establecimientos del sector que trabajan la noche puedan ampliar el horario durante la madrugada del día 1, con motivo de la festividad de Nochevieja.

Como se recordará, a mediados de 2010 entró en vigor una orden de la Junta de Castilla y León que unificaba el horario de apertura de los establecimientos de hostelería en las nueve provincias de la Comunidad Autónoma. La normativa establece que el cierre de las discotecas a las 4.30 horas de lunes a miércoles, las 5.30 horas los jueves y las 6.30 horas los fines de semana y festivos. Los bares musicales y pubs, por su parte, deben cerrar a las 3.00 horas a diario, a las 4.00 horas los jueves y a las 4.30 horas los fines de semana y festividades, mientras que restaurantes, bares y cafeterías tienen que echar el cerrojo a las 1.30 horas durante las jornadas de diario, a las 2.00 horas los jueves y a las 2.30 horas los sábados, domingos y festivos.

Sin embargo, la orden abrió la posibilidad solicitar autorización a los Ayuntamientos para ampliar esos horarios durante las fiestas locales y eventos especiales como, por ejemplo, la celebración del Año Nuevo.