La Policía Local impone menos multas de tráfico

El número de sanciones ascendió el pasado año a un total de 24.509, lo que supone una caída del 11% (3.094 multas menos) con respecto a 2011. Los agentes realizaron 611 controles preventivos, 281 de ellos de alcoholemia, que arrojaron 41 “positivos”, 11 más que en el año anterior.

8

La Policía Local estrechó su vigilancia en 2012 para ‘cazar’ a los infractores (y para ello incrementó los controles preventivos), aunque, finalmente, ha impuesto menos multas de tráfico. ¿Mayor conciencia de los conductores en cumplimiento de las normas?. Así lo cree la Concejalía de Tráfico, aunque sin duda, también influye la crisis, porque con menos dinero en los bolsillos aumenta el temor a la multa y se adopta mayor cautela al volante o cuando se aparca el vehículo.

Casualidad o no, con un incremento en el número de controles preventivos de tráfico (de alcoholemia, documentación o cinturón de seguridad) se ha reducido el número accidentes de tráfico y el de detenidos por infringir las normas de circulación. Y los agentes de Policía Local han impuesto menos multas de tráfico.

Son algunas de las conclusiones del informe sobre Movilidad, referido al año 2012, que desveló ayer en conferencia de prensa el titular de la Concejalía de Tráfico, Alfonso Reguera, acompañado por el alcalde, Pedro Arahuetes.

Uno de los índices llamativos se refiere al menor número de sanciones que formuló la Policía Local. Los agentes gastaron, el pasado año, menos hojas de su libreta. Pese a estrechar su vigilancia sobre los conductores, los agentes impusieron unas 3.000 multas de tráfico menos con respecto al año anterior. El informe indica que en el año 2012 se impusieron un total de 24.509 sanciones de tráfico, frente a las 27.503 del año 2011; lo que supone una caída del 11% (3.094 multas menos). Como es habitual, la mayoría se corresponden con denuncias por infringir la Ordenanza Reguladora del Aparcamiento (ORA), con 15.703, lo que supone 1.184 más que en 2011, un incremento que obedece a la ampliación de la zona azul. Pero el dato más revelador se refiere a las sanciones formuladas directamente por los agentes, que fueron 8.806 en 2012, frente a las 11.983 del año anterior; esto es, 3.177 menos, una reducción nada despreciable. También ha sufrido una notable reducción el número de sanciones por acceder sin autorización a la Plaza Mayor. Con ayuda del sistema de lectura de matrículas se impusieron 2.656 multas, 659 menos que en 2011. Y un total de 1.061 conductores recibieron la correspondiente multa después de que la grúa retirara su vehículo de la calle, 75 menos que en 2011.

Con independencia de las denuncias de la ORA, el número de sanciones de tráfico ha experimentado una clara reducción, a pesar de que la Policía Local ha estrechado su vigilancia sobre los conductores.

A lo largo de 2012, los agentes realizaron un total de 611 controles, 19 más que el año anterior. El mayor número se refiere a controles de alcoholemia y de sustancias estupefacientes (281). En 2012 se realizaron un total de 2.194 pruebas de alcoholemia (por las 1.948 del año anterior) que arrojaron 41 «positivos», 11 menos que en 2011. Además, se contabilizaron 19 «positivos» en conductores que acaban de sufrir un accidente con su vehículo.

La Policía también realizó el año pasado 195 controles del cinturón de seguridad. Los agentes controlaron 11.373 vehículos, una cifra muy superior a la de 2011 (3.728). Como resultado de esta vigilancia, la Policía Local impuso 184 sanciones por no llevar el cinturón de seguridad. A los anteriores, se añaden los controles para comprobar la documentación del conductor y el vehículo. En 135 controles se inspeccionaron 919 vehículos, lo que supuso que 59 conductores fueran sancionados por falta de documentación

Por otro lado, a lo largo de 2012 fueron detenidas 71 personas por un delito contra la Seguridad Vial (19 menos que el año anterior): 51 por conducir bajo los efectos de alcohol o negarse a realizar la prueba de alcoholemia y 14 por conducir sin permiso (11) o por pérdida de puntos (3). Y un último dato: la Policía Local precintó 128 vehículos: 89 por deuda tributaria con el Ayuntamiento y 23 por deudas con la Seguridad Social.

Tras el aluvión de datos, Reguera indicó que, en opinión del departamento, si a mayor número de controles la cifra de sanciones se reduce es porque la gran mayoría de los ciudadanos han tomado conciencia de que deben cumplir las normas de tráfico y no adoptar posturas temerarias o delictivas, como conducir sin cinturón de seguridad o bajo los efectos del alcohol.