La PAC acercará más a los mercados a los productores profesionales

El director general de Política Agraria Comunitaria de la Junta expuso en los Cursillos Agrarios de Caja Segovia las novedades en torno a la normativa europea.

Uno de los efectos que está teniendo la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) es la progresiva modulación y desacoplamiento de muchas ayudas, lo cual se traduce en la aproximación de los productores a las necesidades del mercado.

Esta fue una de la conclusiones extraídas de la charla que el director general de Política Agraria Comunicataria de la Junta, Pedro Medina Rebollo, pronunció el jueves por la noche en la sala Caja Segovia. Su conferencia se enmarca en los Cursillos Agrarios que la Obra Social de Caja Segovia viene desarrollando anualmente y que se han celebrado en diferentes municipios de la provincia.

A juicio de Pedro Medina, el año 2009 es un año de transición dentro de los progresivos cambios que supone la nueva PAC. Esta nueva dimensión, conocida como ‘chequeo médico’ supone “profundizar más en la reforma de 2003, con un mayor desacoplamiento, más modulación y más debilitamiento de los mecanismos de intervención”. De este modo, supone que los productores deben estar “más pendientes del mercado y menos de las ayudas”. De este modo también “se da menos pie a los especuladores, y más libertad al productor, tanto en agricultura como en ganadería”, según Medina Rebollo.

“Es mejor apostar por un sector que se regularice respecto al mercado, aunque quizá puedan perder los menos competitivos”, agregó el director general, en cuya exposición estuvo acompañado por el presidente de la Lonja Agropecuaria, Nicéforo González.

Pedro Medina advirtió de que el grueso de los cambios contemplados en la nueva PAC se producirán en 2010. “Pero este año es fundamental para tomar decisiones”, dijo en relación al margen de maniobra que les queda a los gobiernos de la UE y donde el Ministerio deberá pronunciarse sobre si mantienen parcialmente acopladas o desacopladas algunas ayudas, como las de ovino-caprino o las de las vacas nodrizas.

También recordó que el MARM ha propuesto varios programas de reorientación de las ayudas y que,según dijo, “beneficiarán poco a Castilla y León”.

FuenteF.D. 
Compartir