La OID abre delegación en Segovia con el objetivo de crear 300 puestos de trabajo

La organización destaca el carácter “lícito y legal” de los sorteos y asegura que hay 120 sentencias favorables a esta actividad.

38

La Organización Impulsora de Discapacitados (OID) suma su oferta de loterías y apuestas a las ya existentes en la provincia a través de la apertura de una oficina en Segovia, a través de la cual quiere iniciar su expansión con la pretensión de crear en torno a 300 puestos de trabajo destinados a discapacitados físicos e intelectuales, así como a los «discapacitados sociales» que la crisis está creando en las familias sin recursos económicos.

La oferta de la OID fue presentada ayer en la sede de esta organización, abierta en el Centro Comercial Almuzara por el asesor jurídico Javier Gallego y el delegado en Segovia Lucio Muñoyerro, acompañados por dos de los primeros siete vendedores de los sorteos de la OID que ya están trabajando en la capital. Gallego manifestó que la organización tiene como único objetivo la integración social, laboral y cultural de las personas con discapacidad, para lo cual obtiene sus recursos económicos a través de la venta de cupones con los números del sorteo de la ONCE. Así, precisó que la OID cuenta ya con más de 3.500 empleados en toda España, y su labor ha permitido crear centros especiales de empleo, residencias de personas mayores y discapacitados y hasta una emisora de radio que abrirá sus emisiones en Cantabria el próximo año.

El asesor jurídico recalcó en varias ocasiones que el trabajo de la OID es «legal y lícito», y aseguró que las denuncias presentadas por competencia desleal por otras organizaciones han dado como fruto «un total de 120 sentencias favorables que avalan la legalidad de este proyecto, por lo que podemos asegurar que nuestra trayectoria es impoluta». En este sentido, recordó que la OID organiza tres sorteos, uno diario de lunes a jueves, un especial «Euromillonario» los viernes y otro los domingos, con precios por cupón que oscilan entre el euro y los dos euros.

Por su parte, Lucio Muñoyerro animó a todas las personas discapacitadas interesadas en colaborar con la organización que «vengan a conocernos», ya que la intención de la OID es expandirse por la provincia y poder contar con una nómina de 300 agentes vendedores, conforme a los datos manejados por la propia organización. Además, señaló que el trabajo también está abierto a los «discapacitados sociales», definición en la que englobó a todas las personas sin empleo que actualmente no perciben ningún tipo de ayuda oficial”.