La luz al final del túnel

El Consorcio de la Vía Verde Valle del Eresma instalará una somera iluminación en la galería de Perogordo para garantizar la seguridad de los usuarios del camino.

20

Mucho tiempo ha pasado desde que el último tren atravesó el túnel de Perogordo. Pero lejos de caer en el olvido, la vía ferroviaria que atravesaba la provincia por esta zona hasta Medina del Campo está siendo recuperada por el Consorcio de la Vía Verde Valle del Eresma, que está acondicionando el camino para ensalzar el valor natural que tiene este espacio.

De hecho, desde hace años está abierto ya el primer tramo, que va desde Segovia capital hasta la estación de San Pedro, en Yanguas de Eresma, para el uso de peatones y ciclistas. Y ahora da un nuevo paso en la recuperación de la vía con la instalación de una somera iluminación en el túnel de Perogordo —situado al inicio del trayecto—, para garantizar la seguridad de los usuarios del camino, ya que en la galería hay un tramo ciego.

Así, según informan desde la Diputación, la zona se iluminará mediante un detector de movimientos, para que ningún caminante o ciclista tenga que atravesar el túnel a ciegas. De su instalación se

encargará la empresa Tragsa, ya que es la responsable de la conservación de todo el itinerario.

Además de esta tomar esta decisión, la junta de gobierno del Consorcio, celebrada esta semana, aprobó también la liquidación de su presupuesto de 2015, que se cerró con un superávit de 19.734 euros. Asimismo, se estudió la posible señalización de la vía. Aseguran desde la Institución provincial que, “tras valorar distintas alternativas para su promoción y para facilitar informaciones a los posibles usuarios, parece que se apostará para ello por medios digitales”.