La Junta tendrá que indemnizar a un paciente del Hospital General

Una sentencia del TSJ ha condenado a la Consejería de Sanidad a pagar 10.000 euros a un enfermo por las lesiones vasculares ocasionadas al ser dado de alta sin realizar una prueba.

11

Un varón de 62 años sin antecedentes clínicos de interés acudió al Servicio de Urgencias del Hospital General de Segovia el 15 de diciembre de 2011 con un cuadro de evolución de aproximadamente dos meses de mialgias. El 2 de enero, ya al año siguiente, acudió de nuevo, al sentirse débil y presentando una discreta taquicardía y febrícula. Allí fue diagnosticado de arteritis de la temporal. El 29 de febrero regresa al centro hospitalario con disnea y se le diagnosticó una neumonía, por lo que se le prescribió tratamiento antibiótico. Diez días después tuvo que volver a Urgencias, en este caso por disnea de reposo y ortopenea pero sin fiebre. Posteriormente fue ingresado en el servicio de Medicina Interna y en ese momento ya presentaba fiebre. El diagnóstico inicial fue de insuficiencia cardiaca congestiva con sospecha de endocarditis y fue derivado de urgencias al Servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Clínico de Valladolid, donde fue operado el 13 de marzo. El cirujano le sustituyó ambas válvulas, mitral y aórtica. Recibió el alta el 22 de abril de 2012.

Esos son los hechos probados que recoge una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que estima que entre el 29 de febrero —día en que no se actuó correctamente en el Hospital General— y el 9 de marzo, “el tratamiento dado al paciente no fue el apropiado y hubo una pérdida de oportunidad terapéutica”.

Sin embargo, la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ añade que el escaso tiempo transcurrido sin la atención requerida para la patología que sufría y el hecho de que, de todas formas, la intervención quirúrgica hubiera sido necesaria, a pesar del retraso en el diagnóstico, motivan que no admita en su totalidad la reclamación del perjudicado, que solicitaba una indemnización de 160.000 euros y considere más ajustada otra de 10.000 euros.

El Sacyl (Sanidad Castilla y León, organismo que gestiona los centros sanitarios de la Comunidad Autónoma) tiene suscrito un seguro con una compañía para estos casos de mala práxis.

La demanda fue tramitada por los Servicios Jurídicos de El Defensor del Paciente ha señalado que el paciente afectado acudió en reiteradas ocasiones a su médico de cabecera, al servicio de Medicina Interna y al de Urgencias del hospital segoviano con dolores en las piernas, debilidad, pérdida de visión y dolores en al cara. Señala que no se le entregó el Informe Médico de la asistencia, “por lo que se violó la Ley de Autonomía del Paciente”.

En opinión de este organismo independiente, en este caso ha habido falta de rigor, al confundir con un cuadro catarral lo que terminó siendo una neumonía con posible foco infección y al prescribirse un tratamiento antibiótico que considera inadecuado e insuficiente, en lugar de realizar hemocultivos para identificar la bacteria causante.