La Junta ratifica el cierre de las guardias médicas nocturnas a partir del 1 de octubre

El director de Asistencia Sanitaria argumentó, ante una veintena de alcaldes, que los puntos de atención continuada tienen una media de 1,5 casos por la noche.

0

No hay marcha atrás. La decisión está tomada, es inamovible y su aplicación inmediata. La Consejería de Sanidad cerrará los servicios de guardias médicas desde las diez de la noche hasta las ocho de la mañana a partir del lunes día 1 de octubre en los seis puntos de atención continuada que hay en la provincia de Segovia: Aguilafuente, Ayllón, Bercial, Boceguillas, Santa María la Real de Nieva y Turégano.

El director general de Asistencia Sanitaria, José María Pino, ratificó la aplicación de la medida en la reunión informativa que ayer mantuvo en Segovia con representantes municipales de más de 25 ayuntamientos afectados por la reducción horaria del servicio.

El representante de la Consejería de Sanidad, acompañado por el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, expuso los criterios y datos que han tenido en cuenta para reagrupar la actividad de noche en los centros de salud y los alcaldes y concejales mostraron sus preocupaciones, quejas y, ya viendo difícil evitar el cierre, en su defecto, varias propuestas para reforzar los recursos de las urgencias sanitarias en las comarcas.

A pesar de las movilizaciones ciudadanas y de los pronunciamientos institucionales en contra de esta medida, José María Pino, declaró tras la reunión que “no había motivo” para cancelarla. Explicó que forma parte de un paquete de actuaciones que se viene desarrollando la Comunidad desde hace meses con el objetivo de sacar mayor rendimiento a los recursos disponibles, evitar duplicidades y, a la vez, mantener la calidad del sistema sanitario. El representante de la Consejería quiso aclarar que no era una acción de ámbito exclusivamente segoviano ni solo de los puntos de atención continuada, ya que se han llevado a cabo reformas para homogeneizar las urgencias de los hospitales de Castilla y León y de los centros de salud de las ciudades.

La Consejería de Sanidad considera que mantener centros de salud y puntos de guardia en una misma zona es duplicar servicios, y representan situaciones excepcionales en el conjunto de la red regional. Pino expuso que “en Castilla y León hay 249 zonas básicas de salud, de las que 229 tienen un centro de salud y un equipo de atención primaria que hace guardias para atender a toda la zona y solo en 20 sitios hay dos”. Seis de esas 20 zonas se encuentran en Segovia. La actividad media de estos centros en el turno de noche, de 22 a 8 horas, es de 1 a 1,5 pacientes, según los datos utilizados ayer por los representantes de la Administración regional.

Los alcaldes expusieron el temor de perder en un futuro próximo más franjas horarias de los consultorios de guardia hasta llegar a su desaparición. “A día de hoy no está previsto ningún tipo de modificación horaria más que la que vamos a hacer en este momento” dijo en repetidas ocasiones y sin variar una palabra el director general de Asistencia Sanitaria. “Lo único que hacemos —añadió José María Pino— es trasladar las urgencias del centro de guardias al de salud de 22 a 8 horas, es decir, el usuario sigue teniendo su médico de guardia de referencia”.

El representante de la Administración sanitaria se mostró receptivo a estudiar algunas medidas alternativas que fueron presentadas por los alcaldes con el fin de paliar los efectos del cierre de las guardias de noche. Más aún, el alcalde de Riaza, Benjamín Cerezo, aseguró ayer que algunas propuestas que los representantes del nordeste llevaron a la Consejería el pasado viernes ya se habían hecho efectivas. Se trata de que los vecinos de esa comarca puedan acceder al centro de salud de Aranda de Duero si necesitan atención médica de noche y de igual forma reforzar la posibilidad de recurrir a la UVI móvil del Burgo de Osma (Soria) y de los equipos de emergencia de la Comunidad de Madrid.

También se pidió revisar la distribución de pueblos y cartillas sanitarias por centros de salud. El alcalde de Turégano, Juan Montes, que defiende esta iniciativa, asegura que el punto de atención continuada ubicado en su municipio, y que a partir del lunes cerrará por la noche, tiene más usuarios que algunos centros de salud de Segovia. El alcalde de Riaza, Benjamín Cerezo, puso sobre la mesa la idea de tener consultas médicas de tarde. Por su parte, el regidor de Campo de San Pedro, Óscar Barbolla, reclamó una UVI móvil para el nordeste con el fin de reducir los tiempos de respuesta en los casos urgentes. “El mínimo que tenemos ahora es de 40 minutos”, dijo Óscar Barbolla.

Ante estas peticiones, José María Pino se limitó a decir que serán estudiadas, si bien considera que las relacionadas con ampliar los horarios médicos no son viables. “Garantizamos —concluyó el director de Asistencia Sanitaria— que la demanda que se pueda producir entre las diez de la noche y las ocho de la mañana va a estar adecuadamente atendida en tiempo y forma y si en alguno caso y circunstancia concreta, como las fiestas patronales, hay que revisar la plantilla por si se ha quedado corta, valoraremos como adaptarla a la demanda”.

Diputación

Antes de la reunión, el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, y el vicepresidente y diputado delegado de Asuntos Sociales, Miguel Ángel de Vicente, así como el portavoz del grupo socialista en la cámara provincial, José Luis Aceves, se desplazaron hasta la Delegación de la Junta para presentar al director general de Asistencia sanitaria es acuerdo suscrito por los grupos del PP y del PSOE en la institución en el que muestran su adhesión a la reivindicación cívica de mantener la asistencia actual en los puntos de atención continuada .