La Junta destinó más de 109 millones de euros para ayudas públicas a empresas

Las aportaciones económicas a pymes, autónomos y cooperativas crecieron un 27,5% en 2014, después de dos años de fuertes caídas.

0

Castilla y León fue en 2014 la quinta entidad pública que más ayudas y subvenciones condeció, con un total de 109,2 millones de euros. Así lo concluyó el Anuario de Administraciones Públicas 2014 elaborado por la agencia de rating Axesor. El Ministerio de Industria fue, como suele ser habitual, el ente público que más ayudas y subvenciones públicas concedió en 2014, con un total de 335,14 millones de euros.

En segundo término se encontraba la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Economía y Empleo, con 316,3 millones de euros. El Ministerio de Economía y Competitividad ocupó el tercer puesto, con 159,4 millones y el cuarto lugar fue para el Gobierno del País Vasco, con 112,5 millones de euros.

Las subvenciones y las ayudas públicas concedidas por las administraciones a empresas, autónomos y cooperativas alcanzaron los 6.402,55 millones de euros en 2014, lo que representa un incremento del 27,5% respecto al año anterior, después de dos ejercicios consecutivos de caídas. A pesar de este incremento, el importe fue inferior en un 20% al de 2012 y casi la mitad que en 2009, cuando el volumen fue de 11.812,2 millones de euros.

Según Axesor, la mejora se debía en exclusiva a la financiación otorgada a sociedades no mercantiles —autónomos, cooperativas, comunidades de bienes y otras asociaciones— , que recibieron 4.041,9 millones de euros, un 83% más que en 2013. Por el contrario, la ayuda para sociedades mercantiles cayó por tercer año consecutivo y se situó en el peor nivel de toda la crisis, con 2.360,6 millones de euros, un 16% menos que el ejercicio anterior.

Dentro de las ayudas públicas percibidas por las empresas, las pymes captaron el 80,9% de los fondos. Por comunidades, las compañías que más ayudas recibieron fueron las de Andalucía (374,4 millones), Madrid (339,9 millones) y Galicia (217,4 millones). En Cataluña, el importe fue de 184 millones, el nivel más bajo de toda la crisis y una caída del 40% sobre 2013.

En el reparto por sectores, la industria manufacturera fue la que más ayudas recibió, con 916,1 millones de euros, lo que representa una mejora del 15%. El segundo sector, a bastante distancia, fue el comercio, con 252,6 millones —un 5% menos— , seguido de educación, con 204,6 millones (+39%).

Por su parte, la actividad donde más crecieron las ayudas fue la de transporte y almacenamiento, con un alza del 110%. En contraste, las actividades donde más cayeron las subvenciones fueron las del sector financiero y seguros (-89%), que sumaron 9,83 millones de euros, y las profesionales, científicas y técnicas, que registraron un descenso del 74% y se quedan en 128,7 millones.

Por último, Axesor también analizó el número de adjudicaciones de licitación pública, que experimentó un aumento del 22,6% y sumó un total de 39.566 millones. El 59% de las adjudicaciones se otorgaron en Madrid (16.081 millones) o Cataluña (7.375 millones). El sector de la construcción fue el que encabezó el ranking de licitaciones, con 2.495 millones.