La Junta descarta recuperar la gestión pública de los comedores

El titular de Educación indicó ayer en Segovia que los primeros informes de la Junta no revelan gravedad en el episodio de los gusanos como para rescindir el contrato a Serunión.

1

La Consejería de Educación rechaza una vuelta a la gestión pública de los comedores escolares de Castilla y León, pues no se encuentra en disposición de atenderlos, según señaló ayer en Segovia su titular, Juan José Mateos.

El consejero Mateos aseguró que su departamento abre la puerta a cualquier debate que mejore la educación, y dentro de ella los comedores de los colegios, pero no contempla volver a situaciones de hace 12 ó 14 años, pues existen dificultades para ello y “probablemente no tiene mucho sentido”.

Durante su visita a Segovia, Juan José Mateos explicó que, tras el episodio de la aparición de larvas de gusanos en la sopa de cinco comedores de León y uno de Segovia, su departamento prevé la puesta en marcha de un plan de mejora de los comedores, que se concretará dentro de unos días.

En este sentido, indicó que prosigue abierto el expediente a la concesionaria del servicio de comida, la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Serunión y Grupo Lince-Asprona. Mateos reiteró que Educación tomará las medidas que crea oportunas al término de la investigación, sin que se plantee por el momento rescindir el contrato, pues los informes con los que cuenta la Junta no revelan gravedad como para eliminar el acuerdo con la empresa. El titular de Educación sostiene que los contratos han de cumplirse y que se debe esperar a los expedientes abiertos tanto por parte de su Consejería como de Sanidad para determinar la gravedad de los hechos. En función de las calificaciones, ha reiterado, se pondrán en marcha los mecanismos para que el acuerdo con Serunión pueda extinguirse o no. “Se debe cumplir la ley, si no se cumple entramos en problemas de indefensión por parte de las empresas», ha subrayado en declaraciones realizadas en Segovia.