La formación, clave para lograr un trabajo

María Dolores Gallego, de 49 años, ha logrado un empleo de codinera en un convento de clausura gracias al programa Factor e.

8

La edad no ha sido un impedimento para que María Dolores Gallego, segoviana de 49 años, alumna del curso ‘Asistente de catering para personas dependientes’ se encuentre actualmente trabajando tras finalizar su periodo de formación con el Proyecto Factor e, gestionado por la Concejalía de Empleo, Desarrollo y Tecnología del Ayuntamiento de Segovia.

Durante el año 2010 fue una de las 150 personas beneficiarias de Factor E, el proyecto de formación y empleo gestionado y subvencionado por el Ayuntamiento de Segovia y el Fondo Social Europeo. Su curso finalizó en julio y, solo un mes después consiguió un empleo relacionado con su formación.

El plan se destina a la inserción laboral de aquellas personas con más dificultades para encontrar un trabajo o que se encuentran en riesgo de exclusión social. Por eso considera que iniciativas como Factor E “son muy positivas, de hecho, cuando decidí realizar este curso tenía claro que quería encontrar un empleo y ahora con este trabajo puedo decir que me ha tocado la lotería», añade.

En la actualidad, esta alumna de Factor e cuenta con un contrato de trabajo indefinido como cocinera en un convento de clausura de la ciudad preparando, de lunes a sábado, la comida para las residentes. «Estoy muy contenta, la cocina es mía, las monjas son maravillosas y el trato es muy respetuoso», señala Mª Dolores. «La oferta de trabajo surgió porque se acordó de mí el tutor de la empresa donde realicé mis prácticas del curso. Esta persona sabía cómo trabajaba y no dudó en llamarme cuando le pidieron referencias. Me dijo que tenía un trabajo para mí», afirma.

Este es un ejemplo de la colaboración de las empresas de Segovia, más de 60 en este último periodo, que han recibido al alumnado de Factor e y que ofrecen oportunidades de inserción laboral. «El sector empresarial segoviano siempre ha mostrado su apoyo e implicación en la formación que se gestiona por la Concejalía de Empleo. Factor e tendría muy difícil alcanzar sus objetivos sin este respaldo de las empresas», comenta el responsable de esta Concejalía, Oscar Alonso.

En 2003, debido a un problema de salud, Mª Dolores tuvo que olvidarse de su trabajo y de su profesión habitual. Tras su recuperación en 2008 se propuso encontrar un empleo. «Para ello tienes que realizar un importante esfuerzo, tener mucha paciencia, ser positiva y todos los días animarte. Levantarse y encontrar trabajo ya es un trabajo en sí mismo y si se cierra una puerta se abre otra», comenta.

En 2008 la familia de esta segoviana tuvo que afrontar una difícil situación: «Mi marido también se quedó sin empleo y coincidió que ambos estábamos estudiando mientras nuestros hijos trabajaban. Afortunadamente, mi marido también ha encontrado ya trabajo», explica.

Y destaca de su paso por el itinerario formativo la variedad de contenidos impartidos. Las prácticas laborales las hizo en la empresa Segocatering donde lo primero que aprendió fue a volver a estar en un trabajo, sus implicaciones y obligaciones. Y sobre todo, a sentirse útil para la sociedad.