La exaltación del judión

La tradicional Judiada reunió ayer a 12.000 personas en el entorno de la Pradera del Hospital, en otra jornada de las fiestas de San Luis del Real Sitio de San Ildefonso, alrededor de este producto típico de la zona

267

Como si de un ritual se tratara, así se vive la tradicional Judiada en el Real Sitio de San Ildefonso. A las cinco de la mañana comienzan los preparativos de esta intensa y popular jornada, amenizada por las charangas y con el correspondiente almuerzo para todos los que participan de estos preparativos. Para seguir con este ritual, a las seis de la madrugada se produce el encendido de las hogueras donde se cocinarán los famosos judiones.

Ignacio García, presidente de la Asociación de Cocineros de Segovia, tiene el secreto de esta receta: “Ponemos mucha tranquilidad y paciencia”.

La Judiada es un día marcado en el calendario de los vecinos de La Granja, y de muchas personas de otras zonas de la provincia de Segovia y de otras provincias que este día quieren sumarse a esta fiesta de exaltación del judión.

En esta ocasión estuvo marcado por las condiciones climatologicas que desde primera hora marcaron unas temperaturas muy bajas para lo que es habitual en este día. El calor desapareció en esta jornada para dejar paso a las chaquetas y cazadoras para combatir el frío. Es una jornada para degustar este producto tan típico del municipio, para el encuentro entre familiares, amigos y peñas en torno a la mesa.

Un producto, el judión de La Granja, que en palabras del alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, “es una de esas identidades que proyectan al Real Sitio hacia el exterior”. Así como un día que Vázquez considera “una fiesta lejos de los partidismos, una fiesta de armonía e igualdad”.

Un total de 10.000 raciones de judiones se sirvieron en esta ocasión, calculándose que se reunieron en el entorno de la Pradera del Hospital 12.000 personas en esta fiesta gastronómica, ya que muchas de las personas que asisten a esta cita no degustan este plato tradicional.

En esta ocasión sí se dejaron ver más cazuelas y tapers para llevarse los judiones, la temperatura del ambiente hizo que muchos prefirieran irse a sus casas o peñas, para evitar el frío.

La jornada estuvo animada con la música de la Escuela Municipal de Música con el grupo de dulzainas y tamboril.

Cumpliendo otra de las tradiciones de esta jornada se realiza una distinción a alguno de los cocineros que participan en este día; en este año el elegido fue Óscar Calle del restaurante Venta Magullo de Segovia. Un año de transición, ya que para la próxima edición de la Judiada ya se podrán degustar los judiones con el sello de Marca de Calidad del Judión. Será la primera cosecha la de este año bajo este sello de calidad, que supone un gran impulso para este producto. La Judiada indica que se acerca el final de estas fiestas de San Luis, que pondrán su punto final en la jornada de hoy. Hoy será otros de los días grandes de los festejos, con la puesta en marcha de las fuentes reales.