La estacionalidad es el principal ‘pero’ de la creación de empleo

La FES pide impulsar “la consolidación de empresas”, que son las generadoras de trabajo

0

Los datos de la EPA del segundo trimestre son positivos, algo que no se pone en duda, aunque la interpretación que se hace de los mismos varía dependiendo de quién los estudie. Así, para la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, la caída del paro en 22.900 personas en el segundo trimestre del año en toda la Comunidad, demuestra que Castilla y León “va por el buen camino” sin olvidar que hay que “seguir trabajando” para recuperar las cifras anteriores a la crisis económica. Es más, Valdeón reconoció que el Gobierno regional no está totalmente satisfecho.

Por su parte, el portavoz de Empleo del Grupo Socialista en las Cortes, Óscar Álvarez, señaló se “alegra” de que la EPA confirme la tendencia en el descenso del paro, pero aludió al hecho de que se trata de datos “estacionales” y que el empleo creado “sigue siendo precario”.

Algo similar a lo que expresó Saturnino Fernández, secretario de Empleo y Formación de la Unión Sindical de CCOO de Castilla y León, quien recordó que, a pesar del descenso en el número de parados, hay que tener en cuenta “la estacionalidad de nuestra economía”.

Por lo que respecta al portavoz autonómico de Ciudadanos, Luis Fuentes, centró su opinión en el hecho de que el porcentaje de parados menores de 25 años supere el 40 por ciento, algo que es “inaceptable”. Por eso, insistió, “tenemos que aplicar medidas para garantizar el futuro de nuestros jóvenes”.

fes Para la Federación Empresarial Segoviana “es necesario contar con un clima de estabilidad institucional para continuar profundizando en reformas estructurales que impulsen la actividad económica, mejoren el marco regulatorio e introduzcan una mayor flexibilidad, para así aumentar la competitividad de nuestra economía, sentando así las bases para que las empresas generen empleo de forma sostenida”.

La Federación incide en “impulsar, de forma decidida y realista, la creación y consolidación de empresas, toda vez que son las verdaderas generadoras de riqueza y empleo”. Para ello, recalca “la necesidad de que fluya el crédito hacia la actividad empresarial y se reduzca la presión fiscal como medidas imprescindibles para que se impulsen el consumo y la inversión y, por tanto, la creación de empleo”.