La especialista Carmen Bernárdez abrió el ciclo ‘El papel del dibujo’

La profesora disertó sobre ‘La mano y la mente. Usos y funciones del dibujo’

A Leonardo Da Vinci se le atribuye la frase de que “el dibujo y la pintura es cosa mental”, explicó ayer la profesora Carmen Bernárdez, especialista en la historia del dibujo y en dibujo contemporáneo, en la primera de las conferencias del ciclo ‘El papel del dibujo’ que organiza el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente como actividad paralela a la exposición temporal ‘Nueva York. El papel de las últimas vanguardias’.

Bernárdez, profesora de Historia del Arte en la Universidad Complutense, llegó ayer por la tarde a Segovia dispuesta a hacer un recorrido visual e introductorio—con proyecciones— a la historia del dibujo, desde el Paleolítico al siglo XVIII, en una conferencia que llevaba por título ‘La mano y la mente. Usos y funciones del dibujo’.

Antes del acto, comentó que “el dibujo, de la creación artística es la parte que está más próxima a las ideas, la que comunica desde el cerebro al papel las invenciones que pueda tener un artista o incluso cuando aprende de un maestro, de una escultura o del natural”. En este sentido, añadió que “es una operación de aprendizaje, fundamental para comprender las formas, las medidas de las cosas, el espacio y para plasmar las ideas, de una manera rápida, a veces muy privada”.

Precisamente por esa condición privada hasta el siglo XVI los artistas no empiezan a mostrar sus dibujos, los conservan en sus estudios, según comentó. pero “luego se emancipa, se convierte en una obra autónoma y en la época contemporánea la autonomía del dibujo es muy amplia”, indicó.

De ahí el título de la conferencia, la mano y la mente, esa “conjunción de las ideas, de los procesos mentales que tienen lugar cuando uno percibe formas que hay o que inventa y las traslada al papel y, sobre todo, la mano, que es fundamental, adiestrada” del artista. Para Carmen Bernárdez el dibujo “no es retórico” y hay que aproximarse a él, acercarse mucho “de una manera muy sensible”.

FuenteG.A. 
Compartir