La Comunidad respira moda

Arranca la XV edición de la Pasarela de la Moda de Castilla y León entre los días 4 y 6 de octubre, con una plataforma virtual para impulsar las ventas como principal novedad.

0

El próximo martes, 4 de octubre, arranca la XV edición de la Pasarela de la Moda de Castilla y León, que se prolongará hasta el día 6, y que este año cuenta con una plataforma virtual para impulsar los contactos y las ventas de las empresas de confección de la Comunidad, tal y como señaló ayer la directora general de Comercio y Consumo, Rosa Méndez, quien presentó el certamen donde se darán a conocer las propuestas de los diseñadores para la temporada de primavera-verano de 2012.

Esta XV edición, que contará este año con 420.000 euros de presupuesto, un 30 por ciento menos que en la pasada edición, se convertirá en “un escaparate de calidad y diversidad”, al tiempo que servirá de “trampolín” para aquellos nuevos diseñadores y también tendrá una función de formación con la participación de los alumnos de la Escuela Superior de Diseño de Burgos, según explicó Méndez.

No obstante, la principal novedad será la de la creación de la plataforma virtual (www.pasarelacyl.com) que permitirá abrir el espectro a nuevos importadores, prescriptores de opinión y potenciales clientes en “una clara apuesta por reforzar el carácter comercial del certamen y provocar un retorno económico de la inversión realizada en ediciones anteriores”, sostuvo Rosa Méndez, quien estuvo acompañada por la diseñadora María Lafuente, el presidente de la Asociación de Creadores de Castilla y León, Javier Vicente, y de la responsable de Antena 3 Eventos, Reyes Pons, que será encargado de la organización de la pasarela.

En este “espacio comercial virtual”, los profesionales del sector podrán conocer en directo los desfiles, al tiempo que habrá ‘showrooms’ y se establecerá la posibilidad de fijar citas para presentar los productos o para alcanzar acuerdos comerciales. Con esta herramienta, explicó, se ha optado por sustituir la presencia física de los clientes internacionales por una “presencia virtual” a través de las nuevas tecnologías. La iniciativa supone una evolución respecto al desarrollo de las agendas comerciales presenciales por encuentros virtuales ‘ad hoc’ con los que eliminar barreras geográficas.