La Cofradía de la Fuencisla pone en marcha una campaña para restaurar la bóveda del Santuario

Abren dos cuentas bancarias para recaudar fondos destinados a las obras necesarias.

6

La Real Cofradía de la Virgen de la Fuencisla ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos con los que solucionar el problema de estabilidad que puede afectar al Santuario donde se venera a la patrona de Segovia.

A través de un comunicado ha advertido de que el inmueble se encuentra actualmente en un estado “crítico” debido a que el camarín que alberga la imagen de la Virgen sufre importantes daños debidos a las humedades que se han generado por la filtración de agua hacia el interior del edificio, tal como informó este diario en su edición de ayer.

Por este motivo, la Cofradía está intentando poner solución a este problema mediante la recogida de ayudas que permitan el inicio de las obras de reparación una vez que se obtengan los permisos necesarios y que ya se han solicitado por parte del Obispado.

De acuerdo con los primeros informes, el coste de las obras necesarias para arreglar los daños y evitar que continúe la entrada de agua en el Santuario rondaría una cifra cercana a los 40.000 euros. Dado el montante de los trabajos, la Cofradía busca donativos para poder asumirlos a través de un buzón habilitado en el propio Santuario, así como de dos cuentas corrientes abiertas en sendas entidades bancarias: Bankia (ES24 2038 7621 0560 0007 1309) y en Caja Viva-Caja Rural (ES74 3060 1028 5022 5219 5223).

Los responsables de la Cofradía, conscientes de la necesidad que tiene el acometer las obras, señalan que se trata de una “cantidad importante, pero pensamos que con la ayuda de los fieles podemos conseguirlo”, aseguran a la vez que agradecen la colaboración de los segovianos.

Precisamente hoy martes se reúne la Comisión Territorial de Patrimonio, órgano que debe autorizar la intervención prevista en el Santuario, al igual que el Ayuntamiento de Segovia, al que también se ha solicitado licencia de obras.

De acuerdo con los informes presentados, la situación de la zona alta del Santuario es tan crítica que el tejado no soportaría una fuerte nevada este invierno. Los arquitectos del Obispado alertan de que es necesaria la reparación del tejado del camarín de la Virgen que contemple su sustitución e impermeabilización para evitar la entrada de agua. Se propone el proyectado de aislante con espuma de poliuretano, y la colocación de tejas. Igualmente aconsejan restituir el volumen desaparecido de conexión y acceso desde la casa rectoral, el cual evitaría la entrada de humedad de lluvia y daría seguridad a la hora del mantenimiento de la zona, así como el saneado de la zona de patios.