La Agrupación de Protección Civil arrancará con unos 20 voluntarios

El Ayuntamiento dotará al colectivo de formación, vestuario, al menos un vehículo y un local municipal Colaborará en casos de emergencias y en apoyo para la seguridad en eventos masivos

21

Prestar apoyo logístico ante situaciones de catástrofe o emergencia y colaborar, de manera frecuente, en todo tipo de eventos que acoja la ciudad y que impliquen un riesgo para la seguridad por la masiva presencia de ciudadanos. Estas serán, en síntesis, las principales funciones de la futura Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Segovia, que arrancará, previsiblemente, en otoño, con una veintena de miembros.

El Gobierno municipal (PSOE) ha marcado la “hoja de ruta” para materializar el proyecto, aunque corresponderá a la nueva corporación su definición y puesta en marcha. Por el momento, existe una partida en el Presupuesto de este año para financiar los gastos de formación y vestuario de los primeros voluntarios; hay una reserva de material destinado a la Agrupación (un vehículo todoterreno y sistemas de transmisiones) y se han elegido posibles ubicaciones para albergar la sede del colectivo.

Además de fijar en el organigrama municipal la plaza de coordinador municipal, que servirá de enlace entre la Agrupación y las jefaturas de Policía Local y Bomberos, el último pleno aprobó, de forma inicial, el Reglamento que regirá el funcionamiento del colectivo, tal y como recordó ayer la concejala de Tráfico, Transportes y Policía Local. María José de Andrés.

Los voluntarios serán ciudadanos que, de forma altruista, colaborarán con Policía Local y Bomberos en labores de apoyo en materia de seguridad. En Castilla y León existen más de 40 de este tipo de agrupaciones; un millar en el conjunto de España; mientras que en la provincia de Segovia ya hay ejemplos en localidades como en el Real Sitio de San Ildefonso, San Cristóbal o Cuéllar.

Aunque no serán trabajadores municipales, su organización se regula por un Reglamento municipal. La Agrupación contará con un jefe o responsable, que estará a las órdenes (a través de un coordinador municipal, que previsiblemente será un agente policial en segunda actividad) de los jefes de Policía Local y Bomberos y, en última instancia, del alcalde o alcaldesa de la ciudad.

De Andrés precisó que, aprobado ya el Reglamento, el siguiente paso, que deberá adoptar el futuro Gobierno municipal, será la de realizar una convocatoria pública para elegir al jefe de la Agrupación y los voluntarios. De acuerdo con el proyecto en poder de la Concejalía, se convocarán entre 15 y 20 plazas de voluntarios, que eligirá un tribunal integrado por los máximos responsables de Policía y Bomberos. “La idea es arrancar con un número pequeño de voluntarios y que la Agrupación crezca poco a poco”, apuntó ayer De Andrés, quien recalcó que todos los voluntarios deberán realizar los correspondientes cursos de formación, de acuerdo con el protocolo de la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León. Estos cursos, que corresponden impartir a técnicos regionales o, en su caso, del ámbito municipal, permitirán formar a los voluntarios en diferentes ámbitos, desde primeros auxilios sanitarios hasta normas de seguridad.

La concejala aclaró que el Ayuntamiento ha detectado que “hay muchísimos ciudadanos” interesados en integrar la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil; personas que, hasta ahora, han colaborado de forma altruista en tareas de organización y seguridad en eventos deportivos y culturales, con presencia masiva de espectadores y participantes, y que, ahora, recibirán una formación específica y adecuada para desarrollar de forma más eficaz esta tarea.

Los voluntarios colaborarán en todas aquellas tareas que les encomiende el Ayuntamiento. La Agrupación puede colaborar en situaciones no previsibles, caso de catástrofes, a las órdenes de la administración responsable, caso de la Comunidad Autónoma o del Estado, en tareas como, por ejemplo, apoyo logístico a las víctimas (reparto de ropa o alimentos). También pueden prestar apoyo en planes preventivos municipales, como cuando exista un riesgo de intensas nevadas.

Sin embargo, la mayor actividad de los voluntarios será la de prestar apoyo en “el día a día” de la ciudad; esto es, en colaborar con agentes policiales y bomberos en tareas de seguridad para aquellos acontecimientos que se desarrollen en la vía pública donde se producen grandes aglomeraciones de público. Para estos eventos, la Policía Local elabora planes específicos “y entendemos que aquí el grupo de voluntarios de Protección Civil puede ser un apoyo importantísimo”, afirma la concejala. A modo de ejemplo, De Andrés indica que actualmente existen numerosos voluntarios del IMD que prestan apoyo en tareas de seguridad y organización en eventos deportivos. “Esos voluntarios son los que ahora recibirán una formación específica (…) trabajarán de forma coordinada y jerarquizada”, precisa.